febrero 24, 2020

Tegucigalpa._ Honduras estaría a las puertas de una “emergencia nacional” producto de los incendios forestales, advirtió el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, Conadeh.

Roberto Herrera Cáceres, titular del Conadeh, hizo un llamado a todos los sectores de la sociedad comprometidos con la protección y la conservación del ambiente a “trabajar unidos en este propósito y frenar, de una vez por todas, la degradación ambiental provocada principalmente por los incendios forestales”.

Y es que pese a que Honduras continúa siendo el país de la región centroamericana con mayor riqueza en cuanto a bosques se refiere, es urgente diseñar políticas y estrategias para preservar y conservar los recursos naturales y no incentivar su destrucción que, no solo están causando daños a la salud de las personas sino que dejan incalculables pérdidas en la economía nacional.

La degradación ambiental se debe, en gran medida, a los incendios de bosques, que son provocados, cíclicamente, en todos los rumbos del territorio nacional; a lo que el defensor de los derechos humanos de Honduras recomendó la urgente necesidad de diseñar políticas y estrategias acordes a la situación que atraviesa el país que, en este momento, debe ser la de preservar y conservar los recursos naturales y no su destrucción.

La Constitución de la República de Honduras establece que es obligación del Estado conservar el medio ambiente adecuado para proteger la salud de las personas…, además, que la reforestación del país y la conservación de los bosques se declara de conveniencia nacional y de interés colectivo.

Herrera Cáceres agregó además que, “tanto los incendios como la sobre explotación forestal, degradan las cuencas hidrográficas produciendo desabastecimientos de agua, sobre todo en los principales polos de desarrollo a nivel nacional.

“Nuestro deber es devolverle a las futuras generaciones un ambiente adecuado para que puedan vivir con dignidad”, dijo el Comisionado Herrera.

Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, ICF, más de 447 mil hectáreas de bosque han sido quemadas en los últimos ocho

años en el país centroamericano. Las cifras manejadas por esa entidad estatal arrojan que los 798 incendios forestales que se registraron en el 2010 afectaron un área de 37,047.25 hectáreas, un año después el número de incendios se elevó a 1,846 que dejó una destrucción de 85,342.86 hectáreas.

Pese a que en el año 2012 el total de incendios se redujo a 411 con un área dañada de 51,342.86 hectáreas, para el 2013 los incendios sumaron 512 dejando una destrucción de 58,113.8 hectáreas. Hasta el 22 de abril del año en curso se contabilizan 24,047 hectáreas dañadas luego de registrarse cerca de 274 incendios forestales.

La situación motivó al titular del Conadeh, Herrera Cáceres a exhortar al pueblo hondureño a denunciar a los incendiarios del bosque y lanzar un enérgico llamado para no permitir que los incendios sigan consumiendo los bosques de hondureños.

En resumen, el 90% de las 24,046 hectáreas afectadas por los incendios forestales se concentra en los departamentos de Gracias a Dios, Francisco Morazán, El Paraíso, Valle y Choluteca. Anualmente, en Honduras, el ciclo de incendios forestales comienza en enero y concluye en mayo, dependiendo de la intensidad de la temporada seca.

Por: Roque J. Galo

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *