julio 4, 2020

Tegucigalpa.- Honduras y Japón celebraron hoy el 40 aniversario del envío de voluntarios japoneses a territorio hondureño con la firma de un convenio de cooperación para el fortalecimiento del Parque Arqueológico de Copán Ruinas, en un acto al que asistieron la Princesa japonesa Mako y la Primera Dama hondureña, Ana García de Hernández.

El convenio permitirá la implementación del proyecto Conservación y Utilización del Parque Arqueológico Copán como Recurso Regional, por el orden de 29.7 millones de lempiras, a ejecutarse en 24 meses.

El evento tuvo como escenario el Salón Morazán de Casa Presidencial, donde la Primera Dama y Su Alteza Imperial participaron en el acto conmemorativo de los 40 años del envío de voluntarios japoneses a Honduras, en el cual también se renovaron los lazos de amistad y cooperación entre ambas naciones.

El acuerdo de colaboración de Japón con Honduras para el envío de voluntarios japoneses data de 1975 y comenzó a ejecutarse a partir de 1976 a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), con el arribo de los primeros dos voluntarios: uno especialista en el campo de las hortalizas en Comayagua y el segundo en la producción de pesca para apoyar a las cooperativas de ese rubro en Tela, Atlántida.

Durante 40 años ininterrumpidos de cooperación, el programa de envío de voluntarios japoneses se ha alineado con los temas de principal interés de Honduras, en especial en las áreas de educación, salud, desarrollo rural y cambio climático.

A diciembre de 2015, JICA ha recibido a más de 1,358 voluntarios, profesionales que trabajan de la mano con las comunidades para contribuir en el bienestar del pueblo hondureño.

“La llegada de Su Alteza Imperial, la Princesa Mako, nos enorgullece y fortalece los lazos de amistad y de cooperación entre ambas naciones, las que se han forjado durante 80 años, con colaboración estrecha, de buena convivencia, de sociedad indivisible y alianzas legítimas de intereses comunes”, resaltó la Primera Dama.

Señaló que Japón le ha demostrado a Honduras que es un amigo permanente con ayuda financiera y humanitaria, que tiene una incidencia significativa en la población hondureña.

García de Hernández destacó que la cooperación de Japón ha tocado también la educación, especialmente en el campo de las matemáticas desde 1989, con el proyecto de mejoramiento del aprendizaje de esa asignatura.

Añadió que, en esa materia, se ha capacitado a maestros y alumnos a nivel nacional con la ampliación de la cobertura hasta el tercer año de ciclo común.

Asimismo, indicó que en el período 2003- 2007 se ejecuta el proyecto para el control del mal de Chagas en los departamentos de Copán, Lempira, Ocotepeque e Intibucá, con la colaboración de los voluntarios japoneses.

“Honduras es el único país de Latinoamérica en donde Japón permanece con la ayuda de los expertos en enfermedades infecciosas”, resaltó la Primera Dama.

Agregó que en 2007 se alcanza el acuerdo de cooperación técnica entre ambos gobiernos para ampliar la modalidad de envío de expertos en distintas áreas.

Ana García de Hernández añadió que en la actualidad se encuentran asignados al país 32 voluntarios japoneses diseminados en los departamentos de Copán, Lempira, La Paz, Valle, Choluteca, El Paraíso y Francisco Morazán.

Detalló que ese grupo de japoneses colabora en esos departamentos en las áreas de desarrollo rural, música, enfermería, enseñanza de matemáticas, mecánica automotriz y elaboración de piezas de porcelana y cerámica, control y prevención de enfermedades, fisioterapia y arte para el hogar.

Además, recordó que en julio de este año realizaron, junto al presidente Juan Orlando Hernández, una visita oficial al Japón, con resultados concretos para los hondureños en materia de seguridad, infraestructura, tecnológica y gobernabilidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *