anigif VOS

Desmantelamiento de redes, combate a la impunidad y destrucción de andamiaje económico de bandas criminales deben ser acciones sostenibles en el tiempo

Omar E Rivera Perfil 2017
Compartir

Con policías, investigadores, fiscales, jueces y magistrados decentes y competentes, se podrán realizar pesquisas de óptima calidad, construir sólidos requerimientos fiscales, llevar a cabo juicios expeditos y lograr sentencias condenatorias para todos los que quebranten la ley

Si en el país le apostamos a garantizar una disminución continua e ininterrumpida de la violencia y las muertes de conciudadanos se requiere golpear sin piedad a las plataformas transgresoras de la Ley, entre las cuales sobresalen las maras y pandillas. Este es el pensar de algunos dirigentes de la sociedad civil que creen que “aniquilar sociedades perversas, castigar con vehemencia a los facinerosos y congelarles el dinero mal habido” es lo fundamental.

Omar Rivera, está convencido que “el desmantelamiento de redes criminales, combate a la impunidad y destrucción de andamiaje económico de bandas delincuenciales deben ser acciones sostenibles en el tiempo a fin de evitar que exista un retroceso en materia de seguridad en Honduras”.

“Son la clave para evitar que corran ríos de sangre en nuestras calles” ha apuntado.

Rivera, ha subrayado que “pese a que en los últimos 5 años la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes disminuyó de 86 a 59, y que posiblemente para finales de 2017 el indicador estará en más o menos de 45, la población continúa intimidada por los actos violentos perpetrados por los integrantes de bandas del crimen organizado, maras y pandillas, y asociaciones ilícitas, que tienen en su espantoso menú a las muertes violentas y masacres como el principal producto de terror y el dinero de origen ilícito como su repugnante recompensa”.

“Pero tal como se ha venido haciendo, a estos bárbaros hay que descalabrarlos, hay que desmontar ese armazón del mal y decomisarles la fortuna que han amasado” propuso.

“Someter y desintegrar las estructuras delictivas, garantizar que quien comete un delito sea azotado con todo el peso de la ley y asegurar los bienes obtenidos de forma irregular, permitirá reducir la capacidad criminal de los delincuentes en la nación, y consecuentemente hará aminorar sustancialmente las muertes múltiples en el país y generará mayor tranquilidad a la gente” aseguró quien se desempeña como coordinador de advocacy e incidencia de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

El funcionario de la ASJ, declaró que -por ejemplo- “los mareros que son sicarios, extorsionadores, ladrones y operadores del narcomenudeo no actúan en solitario, ellos ejecutan sus actos violentos en consorcio, a través de efectivas bandas del crimen organizado, distribuyéndose roles y especializándose en labores estratégicas propias del quehacer delincuencial; de tal forma que si se logra destruir la estructura criminal -de arriba hacia abajo- se reduce la capacidad de actuación articulada, la efectividad de sus iniciativas y -en consecuencia- el éxito en sus actividades encaminadas transgredir el derecho de la vida de los ciudadanos”.

“Trabajan en equipo, en red, de forma coordinada; si se destruye la plataforma desde donde operan y se neutraliza a la cúpula, se aminora el daño que han estado provocando este grupo de bandidos dedicados al sicariato y a otros delitos. Esto lo sabe la Policía Nacional y el Ministerio Público (MP), por eso se está poniendo tanto empeño en destruir esas redes, en someter a estas clicas de la MS y la 18, y aislar a sus líderes” indicó.

Por otra parte, el también miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, dijo que “la mejor forma de desincentivar el accionar criminal de estas bandas y pandillas es investigando, juzgando y castigando a los autores materiales e intelectuales de la misma; en un país en el cual solamente el 4% de los homicidios llegan a juicio oral y público, y reciben sentencia condenatoria, cualquiera se atreve ser asesino o a cometer otro tipo de delito, por tal razón es fundamental revertir la impunidad que históricamente ha imperado en la nación, es estratégico y básico, y para esto lo que se requiere es mejorar la capacidad de investigación criminal de la Policía Nacional, potenciar las diferentes fiscalías especiales del MP y despolitizar el nombramiento de jueces y magistrados del Poder Judicial para que solamente los más capaces y honestos ostenten esos cargos. En esto se ha avanzado, ahora con la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y con la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), y el Circuito Jurisdiccional Especializado Antiextorsión y otros, se puede atender la demanda y enfrentar los desafíos con éxito”.

“Con policías, investigadores, fiscales, jueces y magistrados decentes y competentes, se podrán realizar pesquisas de óptima calidad técnico-científicas, construir sólidos requerimientos fiscales, llevar a cabo juicios expeditos y lograr sentencias condenatorias para todos aquellos que hayan quebrantado la ley” consideró el depurador.

Finalmente, Omar Rivera, consideró “histórico” lo que las autoridades han venido haciendo recientemente con los aseguramiento, incautaciones, decomisos y expropiaciones de bienes de origen ilícito a los narcotraficantes y mareros; “cuando se le pone un torniquete al flujo de dinero a estos bandoleros, cuando se le pone freno a la circulación de dinero sucio, entonces esta gente empieza a boquear, se asfixian, se ahogan, les falta el oxígeno, y eso es bueno ya que la mejor forma de estrangular a un criminal es confiscándoles el dinero, sus propiedades, su capital y peculio” exteriorizó.

ACHICAMIENTO DE ESPACIOS Y TERRITORIO

El dirigente de la sociedad civil afirmó que “la acción represiva del Estado en contra de redes delincuenciales y la focalización de las intervenciones policiales y del MP a las zonas de mayor incidencia criminal y en la persecución penal de grupos que -hasta hace poco eran intocables- ha agobiado a estos criminales y los ha vuelvo más violento en su accionar, al extremo de perpetrar masacres en las cuales, no solamente fallecen adversarios, sino gente inocente, y en la implementación de acciones de intimidación y amenaza a los operadores de justicia, y el ofrecimiento de sobornos a los agentes del orden”.

“El achicamiento de territorios disponibles para la extorsión y narcomenudeo, y la hostilidad que ahora existe para quienes lavan dinero sucio, vuelve cruenta la confrontación entre bandas delincuenciales y generan feroz reacción de criminales” lo que debe ser enfrentado por el Estado con “contundencia y efectividad” expresó el dirigente de la ASJ.

“Aquí no hay espacio para los funcionarios cobardes y pusilánimes, aquí se requiere coraje, intrepidez y firmeza por parte de los operadores de seguridad y justicia” enfatizó.

El miembro de la Comisión Especial precisó que las “es lógico esperar reacciones violentas por estos grupos criminales, como por ejemplo masacres en barrios denominados ‘calientes’ en donde estos delincuentes se muestran actuando con más bestialidad que antes, en una clara señal que están en medio de una especie de sofoco y disnea, que –entre otros- es provocada por las investigaciones que hay sobre ellos, los requerimientos fiscales, juicios, aseguramiento de bienes y las intervenciones interinstitucionales que las entidades operadoras de justicia han realizado y el confinamiento de líderes de maras y pandillas a cárceles de máxima seguridad, que en el pasado dirigían cómodamente operaciones delictivas desde las mismísimas prisiones”.

De la misma manera, recordó que –por décadas- desde las instalaciones penitenciarias se planificaban y ordenaban muchos crímenes. “Desde las cárceles se mandaba a robar vehículos, secuestrar personas, extorsionar a mucha gente y quitarle la vida a ciudadanos honestos; ahí –en el sistema penitenciario- se están tomando algunas decisiones y esto –a muchos- los tiene agobiados y abrumados” apuntó.

Omar Rivera, concluyó recordando que los procesos de reforma en la Policía Nacional y MP, están dando resultados. “Ahora con policías y fiscales comprometidos con combatir el crimen, la delincuencia y la corrupción, con unidades estatales certificadas para enfrentar a los violadores de la Ley, es más efectiva la gestión del sistema de seguridad y justicia en el país; está claro que habrá más de alguno que todavía no está en sintonía, pero esos malos policías, investigadores y fiscales les digo, que van a terminar de compañeros de celda con los criminales que están siendo atrapados en estas operaciones; aquí la fiesta terminó, ahora el que la hace la paga” sentenció Rivera.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

anigif VOS