Buque Gracias a Dios se suma a la lucha contra el crimen transnacional

GBB_8223
Compartir

• Los escudos aéreos, marítimos y terrestres impulsados por el Gobierno han sido claves para reducir el uso del territorio como puente del narcotráfico.

San Andrés, Colombia.- Honduras tiene un nuevo aliado en la lucha frontal contra el narcotráfico y otras amenazas del crimen transnacional: el Buque de Apoyo Logístico y Cabotaje (BAL-C) Gracias a Dios.GBB_7653

Esta embarcación ya salió del astillero en Cartagena de Indias, Colombia, donde fue construido por la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial (Cotecmar) durante un tiempo récord de 11 meses.

El presidente Juan Orlando Hernández ha afirmado que entre los multipropósitos de esta embarcación está sumarse al escudo marítimo para proteger al país de amenazas externas relacionadas con el crimen organizado transnacional.

Con una capacidad de carga de 200 toneladas y con una autonomía de 40 días de navegación sin reabastecimiento, esta embarcación se convierte en un potente aliado para proteger la soberanía nacional y vigilar la gran extensión marítima nacional, donde se comparten fronteras con casi una decena de países.GBB_8117

Fronteras

Honduras tiene una extensión territorial de 112,492 kilómetros cuadrados, pero la extensión marítima casi se duplica, con 200,000 kilómetros cuadrados. Honduras tiene una línea de costa de 820 kilómetros, lo cual hace imprescindible fortalecer las capacidades de fuerzas como la Naval para proteger el territorio.

En el Atlántico, Honduras comparte límites marítimos con Belice, Cuba, Jamaica, Gran Caimán, Nicaragua, Guatemala, México y Colombia. La línea de costa atlántica es de aproximadamente 671 kilómetros.

En el sur Honduras tiene una línea de costa de 133 kilómetros y comparte fronteras marítimas con El Salvador y Nicaragua.

El perímetro del territorio hondureño se ha calculado en 2401 kilómetros, distribuidos así: litoral norte, 671 kilómetros; litoral del Golfo de Fonseca, 133 kilómetros; frontera con Guatemala, 256 kilómetros; frontera con El Salvador, 375 kilómetros; y frontera con Nicaragua, 966 kilómetros.GBB_7642

Las amenazas

Entre 2006 y 2009, el uso del espacio aéreo y marítimo por parte de grupos narcotraficantes representó una seria amenaza para la seguridad del país. Decenas de avionetas cargadas de droga y lanchas rápidas transitaban sin control por aire y mar.

Es por eso que el el 3 de marzo de 2013 se aprueba contra viento y marea la Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo. Con esta ley Honduras decide blindar sus cielos para evitar más tráfico de drogas en narcoavionetas.

Honduras crea con muy buen suceso los escudos aéreos, marítimos y terrestres que han permitido una reducción sin precedentes del tráfico de drogas usando como puente el país, tal y como lo reconoció el Departamento de Estado en su último informe de Control de Estupefacientes.

El buque anfibio Gracias a Dios tiene un fin humanitario; sin embargo, por ser una embarcación multipropósito, será de gran apoyo para los apostaderos navales en el Caribe, los cuales necesitan reabastecimiento de combustibles y apoyo en operaciones de larga duración en alta mar.

Aunque el buque Gracias a Dios no está artillado, sí tiene todas las posibilidades para decisiones futuras en ese sentido.

El capitán de navío José Adán Martínez ha revelado que las embarcaciones que participan en la operación Morazán necesitan el abastecimiento logístico para seguir vigilando la extensa dimensión marítima de Honduras.

Recordó que las operaciones navales se han incrementado en el Caribe, con nuevos apostaderos en Gracias a Dios y Colón, por lo que el buque anfibio será de vital ayuda en el acompañamiento de sus operaciones.GBB_7706

Buque de apoyo logístico

“No es un buque armado, es un buque de Apoyo Logístico y Cabotaje (BAL-C), pero recuerde que, como es multipropósito, podremos llevar logística a donde se requiera; tenemos la capacidad de transportar lanchas rápidas que pueden participar en la intercepción de lanchas irregulares”, explicó.

Por su parte, el comandante del buque, teniente de navío Israel Sánchez, destacó que este es un barco moderno, dotado de tecnología de punta satelital.

El moderno radar les permite detectar cualquier embarcación en un radio de 72 millas, dispone de señal satelital y un efectivo sistema de posicionamiento global (GPS).GBB_8077

La grúa tiene una capacidad de 80 toneladas, con la cual se pueden cargar y descargar lanchas rápidas que participen en labores de intercepción.
Sánchez explicó además que el calado del buque es de apenas 1.5 metros, lo que facilita el emplaye permitiendo hacer embarques o desembarques logísticos sin la necesidad de buscar un muelle.

Honduras posee inmensos recursos naturales en el Caribe y Pacífico. Los recursos del mar, entre ellos bancos pesqueros y zonas con potencial para la explotación de hidrocarburos, son riquezas que deben ser protegidas con determinación.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *