Se inaugura en La Paz el quinto centro de servicios de salud integral para adolescentes

thumbnail (8)
Compartir

La quinta clínica de Servicio de Salud Integral para los Adolescentes fue inaugurada por el Gobierno de la República en conjunto con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en el Instituto Dr. Lorenzo Cervantes de la ciudad de La Paz.

Estos servicios, conocidos como clínicas amigables, ya están funcionando con éxito en los municipios de Santa Elena, Aguanqueterique, San José y Opatoro siempre en el departamento de La Paz, para beneficio de los y las adolescentes de la zona.

“Estamos inaugurando esta clínica para dar una atención integral a los adolescentes que reciban servicios de salud amigables; se van a beneficiar muchos jóvenes de La Paz y esperamos abrir nuevas clínicas en otras partes de Honduras y reducir los índices de embarazos prematuros”, expresó la primera dama, Ana García de Hernández, en representación del Gobierno hondureño.

La esposa del presidente Juan Orlando Hernández destacó que el trabajo se realiza a nivel nacional con la estrategia de Mejores Familias, mediante la cual se han intervenido más de 90,000 jóvenes en temáticas de prevención de drogas, alcohol, bullying y acoso, entre otras, para lograr que los jóvenes sean más determinados a salir adelante.

Con la apertura de esta clínica se beneficiarán más de 2,500 estudiantes que fueron focalizados en el 2015 mediante la campaña de prevención de embarazos tempranos “Yo Decido Cumplir Mis Sueños”, atendiendo adolescentes en edades de 10 a 19 años de manera integral.

En el departamento de La Paz ya se cuenta con otras clínicas en Santa Elena, Santa María, Opatoro y Aguanqueterique para atender especialmente a los adolescentes con diferentes servicios, especialmente en consejería para prevenir embarazos en la adolescencia y ayudarles a cumplir sus sueños.

El tema de los embarazos adolescentes causa preocupación en el mundo, porque representa un atraso; el aspecto fundamental es que la adolescente no está preparada ni física, ni mentalmente, y menos económicamente, para ser madre.

Las menores de 16 años tienen cuatro veces más riesgo de morir que una mujer mayor de 20 años, según la Organización Mundial de la Salud; tienen menor capacidad de autocuidado y cuidado del recién nacido (se incrementan las muertes en los adolescentes y recién nacidos), y además sus probabilidades de retornar al ámbito educativo son pocas.

En Honduras ya están funcionando más de 50 Servicios de Salud Integrales para los Adolescentes en diferentes lugares y se han capacitado más de 300,000 padres y madres a través de la Escuela Para Padres, Madres y Tutores.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *