Desfile de Victoria’s Secret registra su peor audiencia

Victoria
Compartir

NUEVA YORK.- El famoso desfile de moda Victoria’s Secret Fashion Show registró la peor audiencia de su historia en la transmisión de este año. El show, que fue llevado a cabo en Nueva York, se grabó el pasado 8 de noviembre, pero se emitió en la televisión estadounidense el pasado domingo.

La razón, sospechan muchos, es la negativa de los organizadores a abrir las puertas a la diversidad, lo que les valió un aluvión de críticas.

La audiencia en Estados Unidos, el país organizador, fue de 3,3 millones de espectadores, la más baja desde que el show se inauguró en 1995, según desvela el sitio web de noticias de moda Quartzy. La cifra es aún peor que la del año pasado, que se quedó rozando los 5 millones de espectadores. En ediciones anteriores, una audiencia de alrededor de 10 millones de personas seguía el desfile en directo, según recoge el medio El País.

Esta caída drástica se explica por un deterioro de la marca a nivel global, que ha llevado a que el precio de la ropa interior alcanzara un mínimo histórico y al cierre de 20 tiendas. Sin embargo, la causa principal está en el rechazo social que ha producido la decisión de no apostar por la diversidad, que se ha limitado únicamente a incluir más modelos negras y asiáticas, además de a Winnie Harlow, la primera modelo con vitíligo en desfilar para la marca.

El responsable de Marketing de L Brands (la casa matriz de Victoria´s Secret) dejaba claro recientemente en Vogue que su apuesta es únicamente por los cuerpos esbeltos y esculturales, sin cabida para otras maneras de entender la belleza, más conectadas con la realidad.

“¿Deberíamos incluir a modelos trans en el show? No, no lo creo, porque el show es una fantasía, un especial de entretenimiento de 42 minutos y es el único en su clase”, declaró Ed Razek. En su opinión, hubo un intento en el año 2000 por incluir a modelos de tallas grandes, pero “nadie estaba interesado, y aún no lo están”.

Las críticas por parte de famosos y modelos no tardaron en llegar. La cantante Rihanna y las modelos Kendall Jenner (hija de Caitlyn Jenner, transexual) y Louise O´Reilly, una de las modelos de talla grande más destacadas de la industria, se manifestaron en contra de esta manera de entender la belleza. Ed Razek matizó entonces sus declaraciones y aseguró que hubo modelos trans que participaron en el casting pero que no fueron seleccionadas, aunque “la decisión nunca tuvo que ver con su género”.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *