noviembre 21, 2019

El presidente Juan Orlando Hernández sancionó la Ley de Alivio a la Deuda para los Trabajadores, que beneficiará directamente a un millón de empleados de los sectores público y privado no sólo en lo económico, sino hasta en su estado de salud al quitarles la preocupación de estar sobreendeuados.

Hernández sancionó la ley en el auditorio del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), ante representantes de empleados públicos y privados de diferentes sectores de la economía nacional, así como Gabinete de Gobierno, diputados del Congreso Nacional e invitados especiales.

La nueva ley, aprobada por el Congreso el lunes, fue propuesta por el presidente Hernández el 16 de julio pasado y se espera su pronta publicación en el Diario Oficial La Gaceta para que empiece a aplicarse.

Con esta ley, un trabajador podrá obtener un préstamo con un banco, instituto de previsión, cooperativa u otra institución financiera para cubrir sus deudas y quedar pagando únicamente ese crédito, con plazos largos y bajas tasas de interés, lo cual le dejará disponible una parte de su salario mayor que la actual.

Empleados mejorarán economía y salud

La empleada pública Liovana Ardón expresó que esta ley beneficiará a muchos servidores públicos, pues ya podrán mejorar la economía de sus hogares al tener más recursos en sus salarios.

“Vamos a tener alivio hasta en nuestra salud. Ya no nos estarán llamando los bancos para cobrarnos y respirarán nuestros bolsillos al tener más recursos”, apuntó.

“Ningún presidente había pensado en una ley, como usted lo ha hecho. Gracias, señor presidente”, remarcó, y dijo que ya no le saldrán sólo 1.000 lempiras de salario al mes, pues podrá readecuar sus deudas con la banca.

El también empleado del sector público Marvin Hernández Trejo relató que sólo recibe 1.500 lempiras de su salario por haber contraído deudas con muchos bancos y hoy ve con alegría la Ley de Alivio a la Deuda.

“Este es el mejor regalo que el presidente nos pudo dar a todos los empleados de Honduras. Esto es un tanque de oxígeno, pues mi salario se miraba limitado”, subrayó, e indicó que ahora podrá tener una mejor Navidad.

Ley sin restricciones

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), Hilario Espinoza, recordó que esta ley se remonta a la negociación del salario mínimo desde 2015.

“Las centrales obreras dijimos que era necesaria la readecuación de las deudas de los empleados del sector público y privado y es así como le pedimos al presidente Hernández que pudiera formular una ley que beneficiara a los trabajadores de Honduras”, explicó.

Espinoza subrayó que con esta ley los empleados del sector público y privado podrán salir de la Central de Riesgos al readecuar sus deudas.

Otra bondad de la ley, apuntó, es que los empresarios podrán hacer las deducciones por planilla para sus empleados. “Esto antes no se tenía y es una gran cosa”, acotó.

“En representación de todas las centrales obreras agradecemos por esta ley. Nos sentimos alegres porque con esta ley mucha gente será beneficiada”, expresó Espinoza.

Un cambio

El presidente Hernández puntualizó que el Injupemp y los demás institutos de previsión de empleados públicos deben ofrecer bajos intereses para la readecuación de deuda y facilitar el acceso a vivienda a los trabajadores.

Reflexionó que 26.000 viviendas se han hecho y en su mayoría ha sido para empleados para el sector privado. “Eso debe de cambiar”, aseveró.

Es por ello, dijo, que se está analizando mejorar el acceso a vivienda para los empleados que tienen deudas.

“No todos los empresarios querían está ley, pero les dije que les beneficiará, pues tendrán empleados contentos y no asfixiados con deudas”, subrayó.

Hernández agradeció a los diputados del Congreso Nacional que votaron en su mayoría por la ley, pues “eso es bueno, eso es trabajar por Honduras”.

Empleados podrán escoger

El gobernante afirmó que el empleado público o privado podrá escoger la mejor opción en la banca privada, cooperativa o instituciones de previsión para tomar un préstamo para consolidar sus deudas a plazos largos y con bajos intereses.

Agregó que el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) podrá prestarles dinero a los empleados del sector privado amparados en la Ley de Alivio de Deuda.

“La gente al liberar sus salarios quedará en la parte buena de la Central de Riesgo. Aprovechen para calificar a bonos de vivienda a través de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos de Honduras (Convivienda), que son hasta de 110.000 lempiras”, pormenorizó.

Hernández subrayó que se deben conectar dos cosas: la liberación de las deudas y abrir el acceso a vivienda para los empleados públicos y privados.

“La mejor inversión es hacerse de su casa. Tenemos que abrir las instituciones para brindar los préstamos de vivienda. Si tenemos que meter machete y tijera para acelerar los trámites de vivienda, lo haremos”, sentenció.

Maestros, los primeros beneficiados

El presidente de la República ejemplificó que había maestros cuyas deudas reducían sus salarios a 1.000 o hasta 500 lempiras al mes, y eso se cambió y hoy sacan hasta 10.000 lempiras mediante un proyecto piloto de alivio ejecutado por el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema).

Ya son más de 4.000 los maestros que han podido readecuar sus deudas y tienen salarios libres y dignos, desde antes de entrar en operatividad la ley.

“Vamos a sacar un listado de todos los empleados públicos que quieran consolidar sus deudas y queremos ver las instituciones de previsión, la banca y cooperativas que van a concursar para ofrecerles los mejores préstamos”, apuntó.

“En la ley entran todos los jubilados de igual forma. No debe haber diferencia de empleados por contrato o acuerdo”, remarcó.

“La competencia se va a poner buena. Ustedes pujen para ver quién les da el mejor préstamo”, señaló.

Asimismo, pidió que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) trabaje de manera acelerada en la elaboración del reglamento de la ley.

“Esperamos hoy mismo publicar la sanción de la Ley de Alivio de Deuda para los Trabajadores en el diario oficial La Gaceta”, recalcó.

“Algunas cosas no las puedo comentar. Esto es un esfuerzo de hace años. Algún día lo publicaré en un escrito”, reveló Hernández.

Para finalizar, Hernández anunció que se habilitará una plataforma electrónica y un número de teléfono para que la gente pueda acceder a ella y así empiecen sus trámites de consolidación de deuda.

Detalles de la ley

– La ley tiene como objetivo permitir que los trabajadores que presentan un alto endeudamiento en casas comerciales, prestamistas no bancarios y en el sistema regulado y no regulado hondureño, así como también los empleados que, sin estar sobreendeudados, puedan consolidar sus deudas y tengan acceso al crédito formal.

– Para ello, el crédito se hará mediante el sistema financiero, cooperativo supervisado e institutos de previsión por medio de la deducción por planilla, siempre y cuando mejoren la disponibilidad económica de los trabajadores con relación a sus ingresos.

– Asimismo, los trabajadores que devenguen un salario, independientemente de su modalidad de contratación, historial crediticio y que se les pague a través del sistema financiero nacional, o cualquier otra modalidad, se verán beneficiados con la entrada en vigencia de la ley.

– Se espera beneficiar a un millón de trabajadores del sector público y privado de manera directa y mejorar la economía nacional al lograr un mayor poder adquisitivo en el salario de los trabajadores a través de esas instituciones.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *