diciembre 15, 2019

Marcala (La Paz)._ Amantes del avistamiento de aves procedentes de varias zonas de Honduras, El Salvador y los Estados Unidos participan en el Festival de Aves que se desarrolla del 15 al 17 de noviembre en Marcala (La Paz).

La jornada se inició el viernes con una charla sobre la contaminación de plástico que fue impartida por Isis Castro, coordinadora del Festival de Aves, el primero que se realiza esta zona, famosa por la calidad de su café.

“Es de suma importancia que las aves migratorias cuenten con hábitat saludables, y un hábitat saludable para las aves es también saludable para los humanos: ganar-ganar”, indicó Castro, quien representa a Honduras Turismo y Marketing.

Al caer la noche, comenzó la pajareada con la búsqueda del Great Horned Owl (búho americano, también conocido como búho cornudo o búho real americano) en el hotel La Casona Campestre.

“Logramos escucharlo, estaba cerca, quizá a unos 100 metros, pero no logramos verlo”, afirmó Jenny Cerrato, una de las participantes y quien forma parte del Club Coas Copán, de Santa Rosa de Copán.

Para aprovechar la salida de las aves, la jornada de este sábado arrancó a las 5:00 de la mañana, con el traslado a las fincas de café Hacienda San Pablo y la Finca Biodinámica La Fortaleza, zonas que registran en la plataforma de eBird un total de 91 especies de aves.

Al calor de la primera taza de café, los participantes comenzaron la caminata para internarse en las fincas de café con árboles de sombra.

Los grupos de pajareada fueron divididos de acuerdo a la experiencia de los participantes.

Los más experimentados y con conocimientos en la materia reportaron el avistamiento de Contopus pertinax (pibí tengofrío o pibí mayor), Accipiter striatus (gavilán americano), Baltimore oriole (oropéndola de Baltimore) y Certhia americana (agateador americano, también denominado cortecerito, trepadorcito café y trepador americano).

“Ha sido una buena pajareada; de las cuatro especies de zopes que hay en Honduras hoy hemos visto tres, incluyendo el rey zope (Kind vulture). Las otras especies son el Black vulture y Turkey vulture)”, dijo Older Rodríguez, del Club de Aves de La Ceiba.

Los organizadores informaron que un total de 50 personas se inscribieron en la actividad, donde, además de las caminatas guiadas diurnas y nocturnas, tienen acceso a charlas educativas relacionadas con el agroturismo de café.

Turismo rural

El avistamiento de aves atrae cada vez a más personas. En Marcala, la cultura del turismo rural es reciente.

Lila Osorto, administradora de la Hacienda San Pablo, donde comenzó la jornada del sábado, atiende a grupos de turistas mientras cuenta los orígenes de este lugar, que comenzó siendo un destiladero de caña de azúcar, donde don Pablo Melghem producía un licor con gran fama en la zona.

En los años 80 uno de los hijos de don Pablo se dedicó a aumentar la siembra de café y por muchos años la finca fue uno de los grandes generadores de empleo en Marcala, pero para 2012 la llegada de la plaga de la roya devoró la plantación.

En la actualidad, la hacienda recibe a turistas amantes de la vida rural; muchos de ellos, como el grupo que forma parte del Festival de Aves Marcala 2019, llegan a través de las pajareadas.

El desarrollo de jornadas de avistamiento también deja derrama económica en hoteles, como La Casona Campestre, donde se hospedó el grupo de 50 personas que participan en el Festival de Aves.

Los restaurantes, cafeterías y ventas de artesanías o productos típicos también se benefician con las pajareadas.

Alejandro Valladares trabaja en el restaurante El Chef y hoy le tocó atender al grupo. “En ocasiones cuando vienen grupos grandes tenemos que contratar más personas para la cocina”, afirma.

La aventura seguirá mañana, antes del amanecer, cuando los pajareros tienen la esperanza de seguir sumando especies a sus listas de avistamiento.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *