febrero 24, 2020

Tegucigalpa. Un duro golpe a la criminalidad organizada asestó la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), que en coordinación con la Policía Nacional y la Policía Militar del Orden Público (PMOP) concretaron una operación que llevó meses de investigación e inteligencia y que tenía como objetivo la búsqueda y ubicación de alias El Gury, uno de los principales cabecillas de la organización criminal pandilla 18.

Según las investigaciones, él estaba al mando de los programas de sicariato, extorsión, venta de drogas, tráfico de armas y desplazamiento forzado de familias en toda la capital.

La operación de captura se desarrolló en el tranquilo municipio de Valle de Ángeles, hasta donde se había mudado Walter Alexander Betancourt Cruz, de 37 años, quien es conocido en el mundo criminal con el alias de El Gury, que en sus inicios en la pandilla 18 residía en la colonia Flor del Campo de Comayagüela y que mantuvo durante mucho tiempo su lugar de residencia en el anonimato para evitar ser capturado por los cuerpos de seguridad.

Pieza clave de la pandilla 18

El Gury era el encargado de girar las órdenes e instrucciones en los programas de sicariato y según las investigaciones estaría implicado en más de 300 muertes ocasionadas por la pandilla 18 en los últimos años, tanto de miembros de bandas contrarias como víctimas de extorsión, entre ellas las perpetradas contra el sector transporte.

Tenía bajo su control las plazas de venta y distribución de drogas de las colonias Flor del Campo, La Nueva Esperanza, Mateo, Henrry Merriam, La Pradera y sectores aledaños.

Además, tenía bajo su control varios lugares donde la pandilla almacena las armas de fuego y municiones con las que generan la ola de violencia en la capital; los cuerpos de inteligencia han abierto una serie de investigaciones para dar con estos puntos que utilizan como caletas.

Historial criminal

Según lo dado a conocer por los agentes que participaron en la operación, en 2003 Betancourt Cruz fue herido de bala al intentar asesinar a un equipo de agentes de la entonces Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), quienes lograron capturarlo y ponerlo a la orden de los tribunales de justicia.

En 2013 se vio implicado en la muerte de tres hombres y una mujer; en este caso los tres varones eran presidiarios que gozaban de la preliberación.

Horas más tarde de haberse cometido el hecho, un equipo de la DNIC localizó al autor intelectual, El Gury, y al allanar su vivienda encontró las armas de grueso calibre con las que les quitaron la vida a las cuatro personas.

En 2015 fue capturado por la Fuerza Nacional Antiextorsión, hoy FNAMP, acusado de dirigir el programa de extorsión de la pandilla 18 en Tegucigalpa y Comayagüela, manteniendo amenazas a muerte sobre el sector transporte y varios comercios.

Cómo obtuvo su libertad

Por su condición de discapacitado, Betancourt Cruz logró salir con medidas, pero su libertad únicamente sirvió para reincorporarse a las actividades criminales de la pandilla 18, asumiendo las riendas criminales de la organización en toda la ciudad capital.

Fue así que en 2018 se emitió una orden de captura por los juzgados capitalinos en contra de Betancourt Cruz por su participación en varios asesinatos y por el delito de asociación ilícita.

Al momento de su captura, los agentes le decomisaron a El Gury nueve paquetes conteniendo en su interior supuesta hierba seca (marihuana), un vehículo tipo doble cabina Toyota Tacoma y dos teléfonos celulares.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *