septiembre 26, 2020

Tegucigalpa. Empleados del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) y de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) detectaron en las últimas horas una conexión clandestina de agua cruda con la cual se estaba afectando a miles de ciudadanos de la capital.

El pegue que se había hecho sin autorización de autoridad competente en la línea del río Sabacuante, a la altura de la aldea Santa Rosa, estaba disminuyendo los niveles del recurso hídrico en la ciudad, especialmente en sectores de la colonia Miraflores y zonas aledañas.

Se estima que dicha acción tenía un considerable tiempo de haber sido instalada por particulares desconocidos, con el objetivo de vender de manera encubierta miles de galones del vital líquido, por lo que los trabajadores municipales y de la estatal realizaron su inmediata desconexión y sellado del área intervenida.

Con el robo del elemento se cargaban hasta carros cisternas a través de una red de tubería instalada clandestinamente desde el arroyo en mención.

En ese sentido, el agua era obtenida de forma irregular y sin pagar por la misma, apropiándose de parte del vital líquido con el que se abastece a un alto número de hogares de las ciudades gemelas de Tegucigalpa y Comayagüela.

El SANAA y la comuna trabajan de forma constante en la recuperación de las pérdidas de agua en la capital, tanto en las fugas por daños en la tubería como en estos casos donde personas deshonestas y con fines lucrativos, drenan el recurso de todos los capitalinos.

Lo anterior, como medidas para cuidar el recurso y generar una reducción en las pérdidas existentes, pues en la actualidad solo se factura cerca de 47 de los 84 millones de metros cúbicos que se producen en el municipio, mejorando así el servicio que se presta a la población.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *