mayo 27, 2020

Tegucigalpa. Luego de llegar este jueves a las 180.000 personas beneficiadas con raciones de alimentos, Honduras Solidaria continuó este viernes con su gran cruzada en varios barrios y colonias del Distrito Central.

Las Fuerzas Armadas, Guías de Familia, la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro) y la Comisión Permanente de Contigencias (Copeco), con el acompañamiento de las iglesias y la sociedad civil (veedoras de transparencia), visitaron Suyapa, Lincoln, San Juan Bosco y la Nueva Providencia para entregar alimentos.

Los habitantes de estas comunidades recibieron arroz, café, avena, azúcar, harina de maíz y de trigo, manteca, margarina, pasta, papel, espaguetis, cubitos.

Además, consomé, pasta y salsa de tomate, mascarillas, gel antibacterial, jabón líquido y jabones para lavar ropa y manos.

La planificación hecha es para que las familias reciban durante una vez a la semana, por cuatro semanas consecutivas (un mes), sus raciones de alimentos que les servirán para enfrentar esta difícil situación que vive el mundo.

“Esto nos permitirá llegar con mayor rapidez con los alimentos a los hondureños más vulnerables del país. El cambio de estrategia está dando frutos, pues más familias están recibiendo la comida en menos tiempo”, detalló el presidente Juan Orlando Hernández.

Luego de señalar que “la tarea no es fácil”, el mandatario resaltó el enorme esfuerzo que realizan las Fuerzas Armadas, así como Copeco, Banasupro y Guías de Familia, quienes agilizan la preparación de las raciones para entregarlas de forma semanal y no quincenal.

Hernández reiteró su llamado a que la entrega de las raciones de alimentos se realice tal y como está planificada y advirtió que “no toleraremos abusos, sectarismo ni corrupción. Cualquier cosa irregular, la población debe denunciar para que se aplique la ley”.

Además de Tegucigalpa, Honduras Solidaria llega a Choluteca, San Pedro Sula, Villanueva, Choloma y La Ceiba.

El Gobierno central realiza la entrega en las seis ciudades priorizadas, mientras que las alcaldías se encargan del resto del país; este proceso de descentralización está teniendo un impacto positivo.

Para ello, el Gobierno realizó una transferencia de 355 millones de lempiras a las alcaldías para la compra de alimentos para las familias más vulnerables.

El objetivo de la operación Honduras Solidaria es llegar a 800,000 familias, que representan 3.2 millones de personas.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *