agosto 6, 2020

El norte del país no se ha cruzado de brazos mientras ante el covid-19. El aumento de pruebas PCR, la ampliación de más salas y de ventiladores mecánicos, así como el suministro del tratamiento Maíz, clave para pacientes con la enfermedad en su primera etapa, son parte de las armas para combatir al enemigo.

Las ciudades del Valle de Sula, la zona más golpeada por la pandemia, se han fortalecido con centros de atenciones en Villanueva y Choloma, lo que permite un alivio al Leonardo Martínez (hospital covid-19), el Mario Catarino Rivas y el Instituto Hondureño de Seguridad Social, de San Pedro Sula.

Además, en la llamada capital industrial se cuenta con el Gimnasio Municipal, con 69 camas y también Expocentro, con capacidad para atender 402 pacientes.

Precisamente, en San Pedro Sula, el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández ya comenzó a acondicionar el nuevo centro de triaje que constará de seis consultorios médicos, unidades estabilizadoras, área de enfermería, bodegas y laboratorio.

Además, esta sala contará con una ambulancia permanente para movilizar pacientes en estado crítico.

El subsecretario de Salud, Roberto Cosenza, visitó las instalaciones de Expocentro, donde a partir del lunes funcionará el segundo centro de triaje en San Pedro Sula.

En dicha sala se realizarán hasta 200 pruebas diarias de covid-19.

“Hemos realizado un recorrido de esta área de triaje que se va a ubicar en Expocentro, para que asista toda la población en las primeras fases del virus y además le podamos dar su tratamiento Maíz; de esta manera evitaremos que los pacientes se compliquen y requieran de un tratamiento intrahospitalario. Eso es lo que estamos apuntando, atacar al covid-19 en su fase inicial”, comentó Cosenza.

AUMENTO DE ATENCIÓN

Con la habilitación de esta sala de triaje se busca descongestionar el centro de atención del Colegio de Ingenieros situado en San Pedro Sula. El objetivo de los médicos es realizar un aproximado de 200 hisopados diarios a los pobladores.

“Esta nueva sala estará funcionando a más tardar este lunes 15 de junio y podremos atender la población de San Pedro Sula y sus alrededores”, dijo Roberto Cosenza.

La meta de las autoridades sanitarias del Valle de Sula es aplanar la curva epidemiológica.

La jefa de la Región Metropolitana de San Pedro Sula, Lesbia Villatoro, detalló que “en la nueva sala de Expocentro estaremos captando pacientes sintomáticos, aquellos que presenten fiebre, dolor de garganta, de cabeza, malestar general, tos seca y todos los síntomas que se relacionen al covid-19”.

El Leonardo Martínez también se ha fortalecido con 20 ventiladores mecánicos comprados por Invest-H.

De esa forma, el centro asistencial tiene ahora 63 ventiladores mecánicos.

CHOLOMA TAMBIÉN SE ARMA

Por otra parte, en Choloma, Cortés, donde el coronavirus golpea fuertemente a la población, se revisó el abastecimiento de la clínica de triaje, donde diariamente se atienden a unas 40 personas.

La Secretaría de Salud, junto al alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli, y varios representantes de las fuerzas vivas, analizaron la situación que se vive en el municipio.

“Durante esta reunión además acordamos siempre enviar el mensaje de utilizar mascarillas, lavado frecuente de manos, distanciamiento social y sobre todo acudir a estas unidades asistenciales”, declaró Cosenza.

En Choloma funcionan dos salas de triaje: el centro cívico Emma Romero de Callejas y la guardería infantil de la colonia López Arellano.

La jefa de la Región Metropolitana de Cortés, Dinorah Nolasco, reconoció la labor de los Equipos de Respuesta Rápida en este municipio, ya que colaboran en el traslado de pacientes en estado crítico a los hospitales sampedranos.

“Nosotros, como Secretaría de Salud, agradecemos al alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli, y al Cuerpo de Bomberos de Honduras. Además, continuaremos trabajando en esta temática de covid-19”, indicó Nolasco.

Reforzando los centros de atención en Choloma, se reducirá la alta demanda de pacientes en los hospitales de San Pedro Sula.

BAJA INCIDENCIA EN VILLANUEVA

Durante su visita por los centros de triaje de Cortés, la Secretaría de Salud se detuvo en Villanueva, donde se ha podido reducir los casos de pacientes positivos por covid-19.

Según el doctor Cosenza, las acciones oportunas en pacientes febriles y sintomáticos respiratorios han logrado una reducción de los casos en el municipio.

“El centro de triaje se ha abastecido de medicamentos para poder atender pacientes hipertensos, asmáticos, diabéticos, así como la distribución del tratamiento Maíz que ayuda a pacientes en las primeras fases de la enfermedad, logrando evitar que pasen de una fase leve a una más complicada”, agregó Cosenza.

El hospital móvil de Villanueva se encuentra ubicado en el campo de la Iglesia Reformada de la colonia Orquídea. En los centros de triaje se atienden pacientes que presentan dos o más síntomas de coronavirus, que produce la enfermedad covid-19.

Las personas son diagnosticadas mediante las pruebas PCR-TR, para proseguir con el aislamiento en casa y aplicar el tratamiento Maíz, con el fin de que puedan mantenerse en buenas condiciones de salud.

¿QUÉ HAY DEL IHSS?

Mientras se identifica a los nuevos pacientes de covid-19, en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) se están ampliando las salas de atención.

La directora médica del IHSS, Bessy Alvarado, anunció que la entidad ampliará su capacidad de atención hasta llegar a contar con 150 camas y una sala más de cuidados intensivos para alojar a 21 pacientes.

Alvarado añadió que desde que se puso en práctica el protocolo de tratamiento Maíz en el hospital albergan entre 90 y 120 pacientes, pero las salas no han colapsado.

“Hemos sido osados y no nos hemos sentado a esperar”, dijo Alvarado quien cree que si no se hubiera puesto en marcha el tratamiento Maíz, para fases iniciales, y el Catracho para casos más tardíos, “probablemente hoy estaríamos en escenarios más difíciles”.

En los próximos días, en el IHSS se instalarán 65 camas más y dentro de tres semanas habrá una unidad de cuidados intensivos para 21 pacientes.

Por último, Alvarado tocó el tema de los problemas que se reportaron con el suministro de oxígeno en el IHSS de Tegucigalpa y aclaró que no fueron por la falta de insumos, sino por la carencia de algunos instrumentos para su aplicación.

“La idea es contar con mayor capacidad de suministro de oxígeno, contando con el material necesario para aplicarlo”, indicó.

La vigilancia es constante en los principales centros asistenciales del norte de Honduras donde en los próximos meses esperan volver a la normalidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *