agosto 6, 2020

Comayagua. Las autoridades regionales del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), realizan operativos permanentes de supervisión a las unidades de taxis autorizadas para operar en Comayagua y Siguatepeque.

El objetivo de las medidas de control es verificar que los conductores y pasajeros cumplan las medidas de bioseguridad recomendadas.

Desde el pasado 16 de junio las unidades de taxi de la ciudad de Comayagua fueron autorizadas para iniciar el plan piloto de reactivación del rubro, pero antes cumplieron con varios requisitos en el marco del protocolo de bioseguridad que exigen las autoridades.
En el caso de Siguatepeque se les permitió reactivar el servicio, a partir del lunes 22 de junio después de cumplir con una intensa capacitación y equipamiento de los vehículos.

Operativos
El personal de la Escuela Nacional del Transporte Terrestre, Policía Nacional, Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional y el Comité de Emergencia Municipal realizan los operativos de verificación y supervisión.
Entre las condiciones que exigen las autoridades del Sinager y que deben de cumplir los ruleteros es la instalación de pantallas que separar a clientes y conductores mientras realizan el viaje.

También se les pide la utilización de la mascarilla, y gel antibacterial, entre otras medidas.
En ambas ciudades se han instalado además puntos de fumigación donde los operadores llevan sus unidades para proceder a rociar la unidad con el líquido desinfectante, la actividad es obligatoria.

Alrededor de 600 taxis son las autorizadas para prestar el servicio de traslado de pasajeros, entre las ciudades de Comayagua y Siguatepeque.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *