septiembre 28, 2020

Tegucigalpa. El científico hondureño, Marco Tulio Medina, detalló hoy los efectos del COVID-19 que incrementan el riesgo de letalidad en algunos pacientes.

Inicialmente, Medina comentó que “el problema de la pandemia es grave y que debemos prestar mucha atención en función que la curva no ha alcanzado la meseta como quisiéramos”.

“En algunos lugares pareciera que hay una reducción; no obstante, el panorama nacional se ha incrementado, lo cual representa que debemos mejorar las medidas de bioseguridad”, manifestó.

Entre ellas reiteró lavarse las manos con agua y jabón de manera permanente, usar mascarilla, gel antibacterrial y mantener la distancia social.

“La población debe estar consiente que su vida está en sus manos, no en las manos del médico sino en cada uno de nosotros y consecuentemente debemos prestar enorme atención a estas circunstancias”, sostuvo.

“Dado que ya está la apertura económica, esta puede claramente promover un mayor número de contagios y seguir incrementando y esto lo han visto en las diferentes partes del mundo, que al abrir una economía se incrementan los casos”.

En ese contexto, insistió que cada uno de los hondureños debe hacerse cargo de su propia bioseguridad en los diferentes entornos como en el hogar, en los espacios de trabajos, las empresas.

*Riesgo de letalidad.*

El experto analizó que en Honduras ocurre un fenómeno sanitario al que llamó “doble carga de enfermedad”, es decir, que hay enfermedades ligadas a la nutrición como desnutrición, bajo peso o sobre peso y obesidad.

“A esto lo denominados Síndrome Metabólico que es la combinación de varios enfermedades, hipertensión arterial, diabetes, colesterol y esta combinación provoca una lesión en los vasos de nuestro cuerpo”, detalló.

Agregó que “al interior de nuestro vaso hay un endotelio, capa interna, esta condición es un factor de riesgo y una bomba de tiempo para alguien que se expone al COVID-19; en Honduras muchas personas fallecen a consecuencia de los factores asociados, lo cual provoca una cascada inicial de daño endotelial, que es una coagulación dentro de los vasos, luego un fenómeno inflamatorio”.

“Y dentro del fenómeno de la inflación, el cerebro muchas veces se ve afectado por lo que ahora la Universidad de Londres le ha dominado la encefalomielitis pero también, en relación con la coagulación dentro de los vasos, también ocurren derrames cerebrales o trombosis cerebrales”, especificó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *