septiembre 28, 2020

Tegucigalpa. El jefe de Inspección del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), Jorge López, informó hoy que unas 1,800 unidades entre taxis y autobuses están certificadas para comenzar operaciones la próxima semana en la capital.

“El instituto continúa con su labor de inspección de las unidades en las diferentes modalidades para que estas puedan operar y darle el servicio a los usuarios del transporte sin ningún inconveniente”, dijo.

Añadió que “son 1,800 unidades que ya tenemos certificadas y que tienen su salvoconducto para poder operar sin ningún problema”.

No obstante, recordó que se deben cumplir con las medidas de bioseguridad para evitar mayor contagio del COVID-19; por ejemplo: las unidades deben ser desinfectadas constantemente, no deben transportar pasajeros parados.

Asimismo, tener rotulación de las medidas de prevención, entregar gel antibacterial al ingreso de los pasajeros; por su parte, los usuarios están obligados al uso permanente de mascarillas y lentes protectores.

“Estas unidades salen con su salvoconducto para prestar el servicio operar con el 50% de su capacidad como hasta ahora está autorizado por las autoridades del IHTT y si incumplen con esta medida serán objeto de sanciones”, advirtió.

En ese sentido, detalló que “mantenemos los operativos y las unidades que encontremos incumpliendo las medidas, serán sancionados con la multa por desobediencia que van de 2 mil a 3,500 lempiras y se les va a suspender su salvoconducto”.

El inspector calculó que a diario se sancionan entre 10 y 15 unidades del transporte por incumplir alguna de las disposiciones; en ese sentido, hizo un llamado tanto a los trabajadores del rubro como a los usuarios a respetar las medidas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *