septiembre 23, 2020

Tegucigalpa – Como “gatos pardos” calificó este viernes el presidente del Comité Central del Partido Nacional (CCPN), Reinaldo Sánchez, a quienes están bloqueando la aprobación de la nueva Ley Electoral en el Congreso Nacional.

“El gatopardismo es aquella rama de la ciencias políticas que estudia a aquellos políticos tradicionales que son los centinelas del estatus quo, de aquellos que se autodenominan abanderados del cambio, pero que no quieren que nada cambie, por eso los llamamos gatos pardo, porque salen muchos de ellos, y no doy los nombres para no herir susceptibilidades, hablando de cambios, hablando de cosas distintas, diciendo que no se les toma en cuenta, pero a la hora de la votación, actúan de esa manera”, explicó.

Refirió que se tuvo tres años para poder haber elaborado la mejor ley, Honduras le está dando la oportunidad a los políticos de sacar una nueva Ley Electoral de primera, donde prime la transparencia electoral y que a los más de los 330 artículos que contiene el dictamen de la ley, se le dé una discusión profunda, no hacerlo a la carrera.

Destacó que el Partido Nacional tiene claridad de que hay temas que son inviolables, como la transparencia electoral, participación de la mujer con paridad y alternancia como corresponde, la participación de la sociedad civil como una medida de transparencia y que no se vuelva a permitir el manoseo en las mesas electorales como lo han denunciado algunos líderes políticos que no son de su partido.

“No podemos ir a un nuevo proceso electoral, con la ley que tenemos, por qué, porque estoy repitiendo lo que muchos gritaron que hasta la garganta les debe doler, y hoy que tienen la oportunidad de cambiar las cosas, ahora que en la oportunidad de cambiar, hacen todo para que nada cambie”, cuestionó.

Sánchez manifestó que sin ser abogado, su experiencia como diputado, le hace pensar que no hay ningún atraso para que el próximo 13 de septiembre el Consejo Nacional Electoral (CNE), haga la convocatoria a elecciones primarias para marzo de 2021, mientras se termina de aprobar la nueva ley y que toda la aplicación de la misma se haga de acuerdo a las nueva reglamentación legislativa que se derive de lo que el pleno diga en el Congreso Nacional.

“Yo lo miro bien fácil, o estamos de un lado, los que queremos que las cosas cambien para bien o están del lado de los gatos pardos que quieren sonar a que cambie todo, para que todo siga igual”, recalcó.

El dirigente político advirtió que no sólo se trata de la nueva Ley Electoral, sino que la Ley del Tribunal de Justicia Electoral, porque si ambas legislaciones no están listas en vano habrá servido que hace un año, se eligieron las nuevas autoridades y no está ese andamiaje de ese nuevo ente que forma parte de las grandes reformas electorales para las próximas elecciones.

Sobre la posición que ahora tiene el presidente de la comisión de dictamen y jefe de la bancada liberal, Mario Segura, quien ahora condiciona que si no se aprueba la segunda vuelta él no va a participar en la aprobación de la nueva ley, Sánchez dijo estar confundido pues tan solo hace unos días anunció con bombos y platillos que se había logrado el consenso en dictamen de la nueva Ley Electoral.

Puntualizó que lo importante es la nueva Ley Electoral debe generarle confianza al pueblo hondureño y tener la garantía de que cualquier presidente o presidenta que sea elegido para los próximos años y si por un voto gana las elecciones, que se tenga la confianza en la institucionalidad y que no se repitan los eventos post electorales de 2017.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *