septiembre 28, 2020

Tegucigalpa. El médico internista Omar Videa, reconoció que gracias a los tratamientos MAIZ y Catracho, aplicados desde abril la tasa de letalidad ha bajado y “no es tan alta como se pronosticaba hace unos meses”.

 
La tasa de letalidad de Honduras es de 3.1%. es baja si se compara con otros países como Estados Unidos que supera el 10% al igual que México y Brasil.
 
Videa aseguró que “la única diferencia con algunos países en donde letalidad no ha aumentado es que Honduras desde abril cambió la estrategia y se centró en aplicar tratamientos, los que tendrán su efecto siempre y cuando la persona busque tempranamente atención médica”.
 
“Hay que estar claros que el COVID-19 no ha desaparecido y nadie puede confiarse, los que vemos pacientes con coronavirus de manera diaria, estamos observando en Tegucigalpa que la gente sigue con oxígenos en sus casas y otra que comienza a llenar los hospitales”, agregó Videa impulsor del tratamiento MAIZ.
 
“Tenemos que hacer una lucha frontal y el primer paso de la estrategia es lo que tienen a la mano en los municipios y las principales colonias y barrios de las ciudades, que es fortalecer los centros de salud”, sugirió.
 
Niño
 
“Lo que el paciente conoce es el centro de salud, ahí es donde han llevado al paciente desde niño a vacunar, luego las mujeres van a controlarse su embarazo y el adulto recibe el tratamiento para sus enfermedades crónicas”, puntualizó.
 
“Los centros de salud son los parámetros número uno que se deben seguir y luego fortalecer las brigadas médicas contra el COVID-19 que van casa por casa en busca de casos sospechosos, es decir casa a casa, el COVID- se caza”, sentenció el galeno.
 
“También los triajes deben contar con unidades estabilizadoras, no centros en donde los médicos y enfermeras van a dar vía, es decir en donde le dicen váyase para el hospital”, sugirió.
 
Para Videa, “los triajes deben estar completos y contar con todas las pruebas y los tratamientos que requiera el paciente y podérselos brindar según la etapa que la persona está viviendo”.
 
“Por último se debe fortalecer la red hospitalaria y todo eso nosotros lo tenemos en el país, la infraestructura ya la tenemos sólo resta afinarla y lo que se tenga que invertir es muy poco para tener un mejor control de la pandemia”, añadió.
 
“Gracias a Dios desde el mes de abril empezamos a tener un control de la letalidad debido a que se comenzaron los tratamientos y eso es sin duda lo que ha marcado una diferencia”, recalcó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *