Tegucigalpa.- Con un magnífico derroche de talento al estilo de los Estudiantes de de la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras dio inicio el Festival Cultural organizado para despedir dos grades catedráticas que dejaron su huella en tan respetada institución.

Eran aproximadamente la 1:00 de la tarde cuando el destello de capacidades artísticas, mostraba sus dotes exquisitos de lo que estos chicos son capaces de hacer cuando se lo proponen.

El Teatro Francisco Salvador, que se ubica en el Centro Comercial de la UNAH, se convertía en el monumento de los sueños al ver a los Estudiantes de Periodismo sacar el ritmo y el otro “yo” que llevan dentro, para hacerle un homenaje a las que compartieron largos años de su vida, preparando buenos profesionales.

Y esas damas de oro, eran nada más ni nada menos que las hasta ahora retiradas docentes universitarias Vilma Gloria y Delia Mejía, que por más de 28 años dedicaron su vida a formar comunicadores al estilo de la ahora llamada Escuela de Ciencias de la Comunicación.

Llegaron a la cita que los estudiantes le habían hecho sin pensar que aquel grato evento era para galardonarlas por el esfuerzo y dedicación que mostraron en la enseñanza y preparación de licenciados en Periodismo.

Las tan respetadas maestras fueron el punto de atención del evento que las llevo a un pasado muy valioso, cuando las luz del data show encendió para mostrar  mediante un documental, su valiosa carrera en el ejercicio de la profesión que el famoso escritor colombiano, Gabriel García Márquez tildó como “El mejor oficio del Mundo”.

Mientras el tiempo transcurría, los jóvenes universitarios como magos desplegaban sus grandes habilidades, para lograr que esa acalorada tarde se volviera inolvidable.

El ambiente siguió constante cuando los estudiantes Luis Díaz y Jimena Rodríguez bailaron al ritmo de la salsa y de una forma muy original levanto los ánimos de la audiencia, por su espectacular intervención.

En su participación Vilma Gloria Rosales,  calificó su paso como docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación como algo maravilloso, al compartir todos los conocimientos profesionales con los estudiantes.

Al mismo tiempo apuntó, que no se esperaba tal evento en el cual fue homenajeada por su labor, agradeció a los jóvenes por honrarla con  tan maravilloso acto.

Por su parte, la ex catedrática y directora del la Escuela de Periodismo, Delia Mejía entre sonrisas y amabilidad que le caracteriza, calificó el evento como algo hermoso.

“Lo he vivido con una hermosura enorme y me siento muy feliz de haber dejado en el corazón ese cariño, el cual quedará permanentemente  grabada en mi corazón, en mi vida y espero seguir siendo un ejemplo para todos los compañeros”, expresó entre sonrisas la galardonada maestra.

La organización del evento recayó en un grupo de docentes y estudiantes de la  carrera de Periodismo, quienes pusieron todo su empeño para lograr el éxito en la actividad que también sirvió como una celebración de bienvenida para los futuros comunicadores sociales.

Y así fue como culminó la historia de un cuento muy asombroso, al cual se encargó de ponerle el broche de oro el catedrático Javier Díaz, quien levantó  de sus asientos a los asistentes al teatro, con un par de interpretaciones rancheras, con ritmo catracho.

Por: Edwin Ordóñez   

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *