El Servicio de Administración de Rentas (SAR) desde su creación ha logrado una gestión eficiente y sostenida en el cumplimiento de la recaudación, como sostenimiento del presupuesto de la República y en la consolidación de una cultura tributaria en el país.

El SAR ha basado su desarrollo en tres pilares: reclutamiento transparente y con estándares de calidad de todo el personal; reingeniería de procesos y la implementación del Sistema de Información Integrado del SAR (SIISAR), siendo este último, el actual proyecto institucional.

Reflejo de la consolidación organizacional, es la ampliación de la base de contribuyentes, producto de medidas como la implementación del Régimen de Facturación, la ampliación de los canales de atención, mayor cobertura nacional y proceso de fiscalización y otras medidas que han permitido la formalización de una significativa cantidad de ciudadanos.

A la fecha, solamente un 2% de los trámites deben realizarse de manera presencial, mientras que otros trámites como las declaraciones del Impuesto Sobre la Venta e Impuesto Sore la Renta, se presentan de forma electrónica, lo cual mejora la disponibilidad y calidad de la información y facilita el cumplimiento de obligaciones.

El compromiso del SAR con el desarrollo social y económico se ha visto reflejado, en años anteriores, a través del cumplimiento anual de la meta de recaudación de tributos internos, contribuyendo a la consolidación de las finanzas públicas y a captar recursos para el financiamiento de la política fiscal. Además, el SAR ha venido consolidando un modelo de gestión del cumplimiento tributario voluntario de las obligaciones formales y materiales de los contribuyentes.

En paralelo, ha sido primordial la construcción permanente de una cultura cívico-tributaria cimentada en la ejecución de un Plan Anual de Capacitaciones y la ejecución del Programa Nacional de Educación Fiscal (PNEF) que se encuentra en vigencia desde 2014.

Para 2021 el Sistema de Información Integrado (SIISAR) constituye un insumo para la oportuna toma de decisiones y focalización de recursos para lograr una gestión eficiente.

La institución cuenta también con su propia política institucional anticorrupción, orientada a combatir ese flagelo desde adentro de la organización.

El rediseño del plan estratégico, manifiesta el firme compromiso de la institución por buscar una gestión eficiente, promoviendo el cumplimiento tributario voluntario conforme al incremento en la calidad de prestación de servicios, convenios de cumplimiento cooperativo, la simplificación de procesos y finalmente, la reducción de las brechas de incumplimiento tributario a partir de iniciativas fiscalizadoras proporcionales, enmarcadas en la Ley que velen por un sistema tributario justo y equitativo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *