Tras unas de las campañas más ríspidas y crispadas de los últimos tiempos, Panamá decide este domingo en las urnas entre el continuismo y la ruptura con la política del gobernante en ejercicio, Ricardo Martinelli.

La primera opción la encarna su compañero en Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias, quien lleva como aspirante a la vicepresidencia a la esposa del aún mandatario, Marta Linares.

La alternativa tiene dos nombres: Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), y el actual vicepresidente, Juan Carlos Varela, abanderado de una alianza entre los partidos Panameñista y Popular.

Durante el gobierno del empresario conservador Martinelli, Panamá se ha convertido en el país con mayor crecimiento económico de Iberoamérica; su gestión se ha caracterizado por un fuerte impulso a las obras públicas.

Las últimas encuestas publicadas arrojan una cerrada lucha en las urnas. Un sondeo de Ipsos da a Arias el 34,2 por ciento de la intención de voto; a Navarro, el 33,9 por ciento, y a Varela, el 29,1 por ciento. A su vez, Quantix Panamá da a Arias el 37,5 por ciento de las preferencias, seis puntos por delante de Navarro y once más que a Varela.

Los observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Centro Carter y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) esperan «resultados estrechos», que cuentan con «una institucionalidad que garantiza la limpieza del sufragio (y) una autoridad electoral respetable como es el Tribunal Electoral».

José Domingo Arias, empresario conservador de 50 años, es un recién llegado a la política, aunque en 2009 fue designado viceministro de Comercio Exterior, y en 2011, ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial.

Juan Carlos Navarro, socialdemócrata de 52 años, ganó la alcaldía de la capital en 1999 y repitió triunfo en las siguientes elecciones en 2004. Juan Carlos Varela, ingeniero industrial de 50 años, intenta por segunda vez alcanzar la presidencia desde el partido Panameñista (centro derecha), después de que en 2009 renunciara para respaldar a Martinelli, quien lo hizo vicepresidente y canciller; tras romper la alianza gubernamental, se convirtió en opositor al jefe de Estado pero sin abandonar el cargo.

Además de presidente, los panameños elegirán a 71 diputados de la Asamblea Nacional, 20 del Parlamento Centroamericano, 77 alcaldes, 648 representantes de corregimiento y siete concejales, por lo que el recuento, realizado de forma manual, será lento.

Tanto es así, que la Junta Nacional de Escrutinio no proclamará oficialmente los resultados de estas elecciones generales hasta 72 horas después del cierre de las urnas.

Fuente www.abc.es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *