El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, hizo hoy un llamado tanto a los cuerpos de seguridad del Estado como a los manifestantes a mantener la cordura al tiempo que, recomendó a los partidos políticos y a los representantes del pueblo recurrir al diálogo para resolver cualquier conflicto.

Todos los hondureños, hombres y mujeres, tenemos derecho a vivir en democracia y en paz, dijo el ombudsman hondureño.

Herrera Cáceres, es del criterio que tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben mantener la cordura, además le recomendó a los partidos políticos y a los representantes del pueblo mayor responsabilidad, ser más tolerantes y recurrir al diálogo.

El funcionario expresó su preocupación por los últimos acontecimientos violentos que han puesto en riesgo tanto la integridad física, psíquica y la vida de las personas como el Estado Democrático de Derecho.

Recordó que el martes 13 de mayo, el pueblo hondureño conoció y fue testigo, a través de los medios de comunicación, de los roces, forcejeos y el enfrentamiento que hubo entre líderes y manifestantes de un partido político con las fuerzas del orden que custodiaban las instalaciones del Congreso Nacional, en momentos próximos al inicio de la sesión parlamentaria.

No obstante, agregó que algunos manifestantes ingresaron al interior del Congreso Nacional donde hubo lanzamiento de gases lacrimógenos, desalojos, así como la suspensión de la sesión por orden del presidente del Congreso Nacional.

Relató que personal del CONADEH se hizo presente, recién iniciados los incidentes, tanto en el Congreso Nacional, la plaza central y en las áreas aledañas, intercediendo y moderando los ánimos para prevenir enfrentamientos entre los manifestantes y autoridades.

Comentó que en el lugar de los hechos constataron que los manifestantes lanzaban piedras e insultos a las fuerzas del orden y que estos los perseguían y les lanzaban bombas lacrimógenas.

Los miembros del CONADEH, dijo Herrera Cáceres, exhortaron a los policías a mantenerse en sus filas a fin de evitar enfrentamientos más violentos que pudiesen ocasionar lesiones a la integridad personal de cualquier ser humano allí presente.

Agregó que también realizaron inspecciones en el Hospital Escuela donde verificaron la presencia de personas golpeadas y otras que recibían atención médica en centros asistenciales

El defensor de los derechos humanos lamentó que producto de esos hechos violentos haya personas afectadas en su integridad física por la reacción de las fuerzas policiales ante las manifestaciones políticas realizadas fuera del contexto democrático.

“Consideramos que deben evitarse actividades o actos que perturben el funcionamiento armónico de la institucionalidad del Estado y la limitación de los derechos humanos a la paz y a la democracia, a los cuales tienen derecho todas y todos los hondureños, sin discriminación alguna” indicó.

Argumentó que el Estado de derecho que rige en Honduras obliga al respeto de la Constitución y las leyes tanto a los poderes del Estado, a las instituciones gubernamentales, partidos políticos y personas particulares.

Prosiguió que el Estado de derecho se constituye en un componente fundamental de la democracia, en la cual debe garantizarse el régimen plural de partidos y organizaciones políticas con el objetivo de asegurar el ejercicio efectivo de los derechos humanos y libertades fundamentales.

En su criterio, los partidos políticos deben subordinarse, en democracia, al respeto y la promoción de la dignidad humana de toda la ciudadanía.

También explicó que el derecho de reunión pacífica debe ejercerse responsablemente y conforme a las restricciones previstas por la ley, necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional, de la seguridad y el orden público o para proteger los derechos y libertades de los demás como lo establece la Constitución de la República.

CONADEH exhorta al diálogo

El ombudsman hondureño declaró que pese a las diligencias legales que realice el Ministerio Público, en los tribunales correspondientes, para deducir responsabilidades, el CONADEH exhorta al diálogo entre todos los sectores políticos.

Lo anterior, según Herrera Cáceres, para encontrar soluciones permanentes por medios pacíficos propios de una democracia representativa y participativa, en el marco de la subordinación de todos los partidos políticos al respeto y promoción de los derechos humanos y libertades fundamentales.

“Ese diálogo debería tener presente que el régimen democrático de derecho se funda en la autoridad de la Ley y en el respeto de la dignidad humana”, puntualizó.

Considera que los involucrados activamente en las diferentes opciones políticas deben contribuir a ese diálogo y evitar perjudicar la funcionalidad de la institucionalidad pública que es un bien común de la colectividad nacional que debe ser resguardado mediante el orden público.

Finalmente, reiteró que todos los hondureños, hombres y mujeres, tenemos derecho a vivir en democracia y en paz.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *