Tegucigalpa.- La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), desalojó este miércoles en horas de la mañana a las personas que tenían tomada la Finca La Trinidad, en el Bajo Aguan, en el departamento de Colon.

La finca La Trinidad es propiedad de la empresa Agropalma y se encontraba ocupada por labriegos pertenecientes al Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán (Marca).

Más de un centenar de muertes violentas se han registrado en el Bajo Aguán en los últimos años, muchas de ellas ligadas al conflicto agrario que se vive en el zona.

En ese sentido, las autoridades de seguridad de Honduras, crearon la unidad especializada para investigar los crímenes que se han reportado en la zona.

La unidad está integrada por miembros élite de la policía nacional hondureña, junto a analistas de investigación y personal auxiliar del Ministerio Público.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *