Tegucigalpa.- El Presidente Juan Orlando Hernández giró instrucciones a las instituciones involucradas en la protección de la niñez para que articulen fuerzas y tomen las acciones pertinentes para evitar el éxodo de los infantes y rescatar a los menores migrantes que se encuentran detenidos en Estados Unidos.

Lo anterior lo solicita el Mandatario ante la creciente ola de niños hondureños que emigran a la Unión Americana, en su mayoría en busca de sus padres que se encuentran en el gran país del norte.

El titular del Ejecutivo se refirió a la difícil situación que viven los pequeños al tomar la ruta migratoria que lleva a Estados Unidos, durante el lanzamiento contra la Trata de Persona que se realizó a principios de semana en Casa de Gobierno.

“No podemos dejar de lado el problema de los niños que se van, los llevan o los envían pensando que al llegar el niño junto a su madre la situación va a ser diferente, nuestro embajador (Jorge Milla Reyes) hizo una visita a un centro de menores en Estados Unidos y es inhumano el drama, eso no puede seguir siendo”, expresó el Gobernante hondureño.

Agregó que su Gobierno trabajará fuertemente en prevenir que más niños hondureños continúen emigrando del país y para lograrlo se ha creado una dirección que será coordinada por la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), misma que será encargada de la defensa de la niñez y adolescencia.

“Espero que esta dirección sea el punto de partida para que la cooperación internacional, sociedad civil y las iglesias nos ayuden a orientar estos padres o familiares de niños una vez que retornan, porque es grave que un padre, madre o pariente se desentienda de esa situación y mande a un niño por esa ruta”, acotó.

Las medidas para disminuir la fuga de menores a Estados Unidos están siendo respaldadas por la Primera Dama, Ana García de Hernández, el Coordinador General del Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, la Secretaría de Relaciones Exteriores, Fiscalía de la Niñez, SEDIS, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), entre otras dependencias.

TRABAJO COORDINADO

El proyecto para repatriar y reinsertar a los menores está contemplado en cuatro etapas. En primera instancia la Cancillería coordinará la apertura de consulados en los puntos fronterizos más álgidos para que puedan brindar asistencia a los menores y migrantes hondureños que transiten esta zona.

Además, se harán las gestiones pertinentes con las autoridades de Estados Unidos para profundizar sobre el marco regulatorio de los menores.

Para evitar más fuga de menores al extranjero, se reforzará la vigilancia en las fronteras y se castigará con todo el peso de la ley a las personas dedicadas al tráfico de menores, a la vez que se hará una investigación exhausta de casos de corrupción y colusión en los puntos fronterizos.

En relación a los niños que ya cruzaron las fronteras hondureñas y son retornados al país, la SEDIS, la Fiscalía de la Niñez y la Dirección Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), los recibirán bajo un protocolo de atención en la frontera y con el Programa de Asignación Familiar (PRAF), se le abrirá un expediente para integrar al menor a los programas sociales del Gobierno.

Además, el padre o responsable firmará un acuerdo que establece responsabilidad legal en caso de que el menor vuelva a emigrar del país.

Todas las medidas serán acompañadas por una campaña mediática de concientización que muestra los riesgos y los abusos a los que son sometidos los menores.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *