Tegucigalpa.- El abogado y catedrático universitario, Fernando Anduray, dijo hoy que la negación de la solicitud de un proceso abreviado por parte del Ministerio Público para un juicio expedito en el caso del diputado Luis Galdámez, es una situación que trae tranquilidad y descarta la impunidad.

El juez natural Germán García dictó prisión preventiva para Galdámez y determinó enviar al imputado a una unidad militar para resguardar su vida y el caso pasa a un proceso especial a la Corte de apelaciones.

Ante la situación, Anduray manifestó que eso demuestra que habrá juicio lo que indica que “el alegato de la defensa legítima va a ser muy difícil que proceda, porque la parte acusadora y la fiscalía solicitan un juicio abreviado por la flagrancia del delito”.

Explicó que el juez va a desestimar en la audiencia preliminar los alegatos de legítima defensa, el juez puede decretar un sobre seguimiento provisional o definitivo en la primera acción.

“Pero cuando ya se está hablando de que el criterio del juez es que haya un juicio ordinario, estamos hablando de que vamos a tener un juicio formal de acusación por homicidio y las partes deben prepararse para eso”, señaló.

Al mismo tiempo expresó, que en el fondo es una decisión que trae un poco de tranquilidad a los abogados y al pueblo hondureño, porque no hay indicios de que pueda cometerse una impunidad o que se pueda dar una situación que ponga en entredicho a la justicia de Honduras.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *