Tegucigalpa.- El Gobierno iniciará el próximo lunes, en las instalaciones del Campo Parada Marte de la capital, la recepción de más de nueve mil vehículos de lujo provenientes de algunas instituciones del Estado que serán comercializados a través de una subasta pública la cual se llevará a cabo en octubre del presente año.

Ebal Díaz, Secretario Ejecutivo del Consejo de Ministros, explicó en conferencia de prensa en Casa Presidencial que la flota vehicular que se recepcionará es de aproximadamente seis mil 451 del Gobierno Central y dos mil 601 de las instituciones descentralizadas, contabilizando nueve mil 52 unidades.

Detalló que según los registros de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), los carros de lujo son 685, al tiempo que especificó que en primera instancia se identificó y requirió un lote de 234 vehículos lujosos, los que estarán a partir del próximo lunes 28 de julio al 4 de agosto en las instalaciones del Campo Parada Marte, a razón de 40 unidades diarias, para lo cual se preparó un protocolo de recepción ordenado y con un cronograma de entrega.

Díaz aclaró que los automóviles que serán subastados estarán apegados de acuerdo al decreto legislativo número 323-2014, en el que se establece que algunas instituciones, entre ellas las secretarias de Seguridad y Defensa Nacional, el Benemérito y Heroico Cuerpo de Bomberos, la Comisión Nacional Permanente de Contingencias (Copeco), al igual que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), seguirán ocupando los vehículos que poseen característica especiales.

Asimismo, el decreto abarca también a los operadores de justicia y los que son donados bajo convenios con prohibición de venta.

El funcionario dejó claro que los vehículos serán expuestos para la venta una vez sean recepcionados y evaluados, ya que no son “chatarras”.

Afirmó que con esta medida, el Gobierno le apuesta al ahorro en el tema de consumo de combustibles, pues los vehículos de lujo poseen un cilindraje alto.

“Una vez los carros sean adquiridos por cualquier persona natural o jurídica, los funcionarios tendrán que utilizar sus propios vehículos para movilizarse”, remarcó.

Añadió que los carros que serán subastados tendrán las características mecánicas y físicas como los que se encuentran en el mercado nacional. “No se venderán carros chatarras, todos están en uso de las instituciones”, insistió.

Concluyó el funcionario: “El proceso podrá ser constatado in situ (en el lugar) y de manera transparente a través de la página web de la Dirección General de Bienes Nacionales, para que verifiquen el estado de los vehículos”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *