agosto 10, 2020

Tegucigalpa.- Un cura católico acusado de viajar a Honduras para mantener relaciones sexuales con menores ha sido detenido este jueves por las autoridades migratorias en la ciudad de Pittsburgh, en el estado de Pensilvania.

El religioso, de 69 años, permanecerá bajo custodia judicial hasta el lunes cuando deberá comparecer ante un juez en Pittsburg. El magistrado tendrá que decidir entonces si Maurizio debe permanecer encarcelado hasta que comience el proceso judicial.

El sacerdote se enfrenta asimismo al cargo de pornografía infantil por unas imágenes halladas en su ordenador en las que un menor aparece sobre una cama mostrando sus genitales. Maurizo asegura que las acusaciones de abuso de menores son una maniobra del Gobierno hondureño para sabotear su trabajo humanitario en el país.

La diócesis a la que pertenece el presunto pederasta ha manifestado su “profundo disgusto ante las acusaciones contra el padre Mauricio” y ha confirmado que no ha ejercido como sacerdote en su parroquia desde que las autoridades registraran el templo el pasado 12 de septiembre.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *