La Corporación Municipal del Distrito Central aprobó el presupuesto del 2015 por un monto de tres mil 331 millones de lempiras, de los cuales alrededor de 755 millones serán invertidos en la construcción de obras de infraestructura que comenzarán a licitarse en las próximas semanas.

También se incluye un renglón presupuestario para ejecutar obras en los barrios y colonias, tales como la reparación de calles pavimentadas y de terracería, edificación de gradas, cunetas, muros de contención y otros pequeños proyectos que requieren las comunidades.

Unos 600 millones de lempiras serán destinados para gastos de funcionamiento y los programas sociales que desarrolla de la comuna, y aproximadamente 713 millones en pago de sueldos y salarios de los empleados y funcionarios municipales.

Así lo informó el regidor Faiz Sikaffy, quien detalló que en la reunión realizada este lunes por los corporativos, se acordó refinanciar la deuda que la institución mantiene con la banca privada local, así como negociar una reducción en los intereses que se pagan por este concepto, a lo cual ya han accedido dos instituciones bancarias.

Explicó que de lo presupuestado se destinará aproximadamente mil 258 millones de lempiras para el repago de lo adeudado a los proveedores, no obstante que la corporación se abstuvo de aprobar un nuevo préstamo para honrar compromisos de la institución.

Añadió que solicitarán apoyo del gobierno central para poder lograr una amortización considerable en las obligaciones que se tienen que cumplir.

Por su parte, el también regidor Cárlenton Dávila informó que este año se recaudaron de dos mil 60 a dos mil 70 millones de lempiras, lo cual “es bueno porque donde hay impacto positivo es en el cumplimiento de la meta en recaudación de mora”.

“La recaudación de mora era de 300 millones y se sobrepasó, por eso es que ahora en el 2015 se puso como meta 360 millones en recuperación de mora, pero sí eso es muy positivo”, remarcó, al tiempo que lamentó que un 35 a 40 por ciento de lo que se recauda es para el pago de la deuda.

Afirmó que el próximo año habrá una fuerte inversión en obras de infraestructura y para ello será necesario recurrir a préstamos con la banca nacional, porque de lo contrario no se podrá ejecutar nuevos proyectos si solo se cuenta con fondos municipales.

Los recursos de la tasa vial seguirán invirtiéndose únicamente en el mejoramiento de la infraestructura vial, por lo que destinarán unos 200 millones de lempiras para efectuar un bacheo general recarpeteo de calles de asfalto, y 104 millones para la construcción de nuevos pavimentos, cunetas, y muros de mitigación de desastres, entre otras obras, apuntó.

Había un déficit presupuestario “terrible cuando llegamos, pero aún se sigue recuperando las finanzas de la Alcaldía, por eso es que habido un debate bastante amplio” en la aprobación del presupuesto para el año que viene, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *