Tegucigalpa.- Unos 230 millones de lempiras destinará en pago de prestaciones para empleados suspendidos la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Hondutel).

El gerente general de la institución telefónica, Jesús Mejía, dijo que ya se empezó a cancelar las prestaciones laborales a los empleados que anteriormente habían sido suspendidos.

“Son 230 millones de lempiras que se han gestionado en los bancos para hacer efectivo el pago de las prestaciones a los empleados suspendidos”, manifestó el entrevistado.

Al mismo tiempo pidió a los trabajadores que se presenten a las oficinas de bienes patrimoniales para cotejar si los activos de la empresa que estaban en su poder han sido devueltos.

“Hasta el momento son al menos 40 empleados los que no se han presentado a tal oficina”, señaló el gerente de la estatal telefónica, al mismo tiempo que advirtió que si no lo hacen, no se podrá entregar el dinero que les permita poner sus microempresas, o pequeños negocios para que puedan realizar sus vidas.

Según el funcionario, no se ha despedido a nadie, lo que se hizo fue suspenderlos mediante un proceso que se presentó ante la Corte Suprema de Justicia debido a que se argumentaron los problemas económicos de la empresa, y además agregó que no habrá reintegro.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *