Tegucigalpa.- El ex alcalde capitalino y actual designado presidencial, Ricardo Álvarez, dijo que si alguien tiene pruebas en su contra sobre los cheques que supuestamente se dieron al Partido Nacional de empresas que estafaron al Estado y dejaron en quiebra el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), que lo demuestren.

“Sea quien sea y caiga quien caiga, lo que pido es que se haga justicia para que ya no exista dudas, si hay personas que tienen pruebas en mi contra que las den a conocer”, expresó enérgicamente el entrevistado.
“Yo tendré que acudir a las instancias correspondientes para esclarecer esto, yo tengo mi frente en alto y soy responsable de todas mis acciones que hasta ahora he hecho”.

“Durante los 4 años que yo estuve al frente del Comité Central del Partido Nacional, no se manejaron cuentas de este tipo, más de las que recibimos de los empleados públicos”.

“Teníamos dos cuentas, una de BacBamer, y la otra de Ficohsa, las cuales se cerraban y se abrían según era el movimiento que las mismas tenían para recibir las contribuciones”, explicó.

“Yo hablé con el entonces secretario del comité y él me explicó que nunca hubo durante ese periodo alguna transferencia o colaboración de alguna compañía privada, y mucho menos de alguna institución como el Seguro Social.

En tal sentido, negó que durante su administración que fungió como presidente del Comité Central del Partido Nacional de Honduras hasta marzo del 2013, se hayan recibido cheques de parte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).
ElvoceroInvormativo/LaTribuna

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *