noviembre 24, 2020

El clérigo, máxima autoridad del país,. sufre un cáncer de próstata. Entre las potencias occidentales preocupa cómo su muerte repercutirá en las negociaciones nucleares

En las últimas horas creció la preocupación en Irán por la salud del líder supremo, Alí Khamenei, quien según la prensa de ese país sufre de cáncer de próstata. Este deterioro de la salud del líder persa también tiene en vilo cómo a Occidente, que teme que afecte el acuerdo nuclear entre Teherán y los países del G5+1.

El periódico The Telegraph publicó, con citas de la prensa iraní, que a Khamenei le quedan apenas unos meses de vida.

Si el estado de salud del líder supremo se agrava en el corto plazo, el temor es que la lucha de poder entre los intransigentes y los moderados pueda descarrillar las conversaciones que están manteniendo el gobierno de Hasan Rohani y las potencias occidentales.

Un indicio de que las negociaciones podrían sufrir un cambio de timón es la elección del ayatollah ultraconservador Mohamed Yazdi como presidente de la Asamblea de Expertos de Irán. Precisamente el órgano encargado de elegir al líder supremo del país. También tiene la facultad de removerlo.

De acuerdo con los informes presentados por la prensa iraní, el ayatollah Sadeq Larijani, un protegido de Khamenei de línea dura, se posicionó como posible candidato a asumir el rol. Esto provocó revuelo entre los potenciales candidatos más moderados.

Un diplomático occidental confió a The Telegraph que los países del G5+1 están preocupados por el peligro que puede significar para el acuerdo esta lucha de poderes en Irán, según consigna The Jerusalem Post.

“Con tanta gente compitiendo por el rol de líder supremo, los de línea más dura se verán tentados a probar sus credenciales revolucionarias al vetar cualquier acuerdo con los Estados Unidos”, señaló.

“El temor es que esto podría poner en peligro los progresos que hemos hecho para el levantamiento de las sanciones y para encontrar soluciones al problema”, agregó la fuente que habló bajo anonimato.

El acuerdo entre las partes tiene como fecha límite el 30 de junio. En abril, en la ciudad suiza de Lausana, llegaron a un acuerdo marco que permitió mantener las negociaciones hasta junio.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *