SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Pudieron haber recibido los golpes más inhumanos posibles por parte de los desalmados aficionados del Real España, pero la virtud y la experiencia del camarógrafo de Canal 6 fue suficiente para grabar el momento en que fueron atacados por los vándalos.

Creyeron que habían destruido la cámara y que con eso se había borrado la evidencia de lo ocurrido, pero no fue así, todo quedó registrado en la cinta.

Todo comienza cuando el periodista Dennis Menjivar ingresó a la zona del conflicto, logró entrevistar a algunos de los aficionados del Real España, pero cuando hacía el recorrido de pronto fueron sorprendidos. Se ve el momento en que uno de ellos, se abalanza tirándoles una tremenda piedra la cual evadieron astutamente y acto seguido comenzó el forcejeo porque no querían ser grabados.

El tono de voz de los enardecidos aficionados se elevó y fue cuando comenzaron las agresiones. Las amenazas subieron lo que provocó que el reportero saliera corriendo y el camarógrafo también hiciera lo mismo.

En su afán de cuidar el equipo y evitar que fuera golpeado, el camarógrafo corrió varias cuadras, pero fue alcanzado por dos desalmados aficionados, identificados con las camisas del Real España. Le arrebataron la cámara y pedían que dejara de grabar, a lo que accedió. La cinta nunca dejó de grabar, y gracias a esa astucia, se ve el rostro de los vándalos que atemorizaron al personal de Canal 6.

Luego de cometer el hecho, dañaron por completo el equipo y la cámara la tiraron a un solar privado, cerca del Instituto María Auxiliadora. Tras media hora de búsqueda, allí se encontró y lo más importante fue que allí estaba la memoria de almacenamiento donde queda en evidencia el rostro de los delincuentes que fríamente salieron del lugar sin ser capturados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *