CIUDAD DE GUATEMALA.-Autoridades guatemaltecas afirmaron que las elecciones generales se realizaron de manera pacífica, con una afluencia de más del 50 por ciento de los electores facultados para emitir su voto.

No obstante, también admitieron que se registraron incidentes menores de violencia, bloqueos parciales en carreteras y acarreo de votantes.

En su primera evaluación de los comicios, las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el gobierno coincidieron en que se vivió una situación tranquila y con “importante asistencia” de ciudadanos a las urnas.

Las elecciones generales 2015 se realizaron luego de una crisis política que se desató en abril pasado, cuando el Ministerio Público (MP) desarticuló y capturó a miembros de un grupo criminal, dirigido por funcionarios y jefes de la autoridad recaudadora de impuestos.

El caso conocido como “La Línea” llevó a la renuncia el 8 de mayo de la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, en prisión desde el 21 de agosto, cuando fue capturada señalada de encabezar la estructura de corrupción de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Por el caso que operaba en la SAT, el presidente Otto Pérez Molina renunció el jueves último y compareció por su presunta participación en “La Línea” ante un juez, que le dictó prisión provisional.

La crisis política desatada por el caso se agudizó a dos días de las elecciones generales este domingo, y generó desencanto de la población por los políticos deshonestos y levantó temores de que los ciudadanos no acudirían a votar.

El presidente del TSE, Rudy Pineda, dijo en una evaluación preliminar que casi a media jornada se calculaba la asistencia a las urnas de entre tres y cuatro millones de votantes, de un total de 7.6 millones de personas registradas en el padrón.

Dijo que los guatemaltecos llegaban a las urnas y que no se reportaban incidentes serios y que la actividad era “normal” en la mayoría de los dos mil 796 centros de votación, que agrupan a 19 mil 582 mesas receptoras del sufragio.

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado Aguirre, nombrado el jueves en lugar del renunciante Pérez Molina, afirmó que el plan especial de seguridad por las elecciones funcionaba y que se mantenía el orden en la mayoría de los 338 municipios del país.

La titular del MP, Thelma Aldana, clave en la investigación del grupo criminal de la SAT y el procesamiento de Pérez Molina y Baldetti, dijo que dos mil 400 fiscales especializados vigilaban el desarrollo de la jornada.

Indicó, sin embargo, que habían recibido más denuncias de delitos electorales que en los comicios anteriores del 2011 y que se investigaban incidentes de violencia en varios municipios, pero consideró que en general la situación era de tranquilidad.

“Si consideramos que se reportan algunos problemas e incidentes de violencia, estaríamos hablando de hechos aislados si se toma en cuenta que alrededor de cuatro millones de personas habían llegado a depositar su voto sin problemas”, estimó.

Los guatemaltecos votaron este domingo por presidente, vicepresidente, 338 alcaldes, 158 diputados y 20 al Parlamento Centroamericano, que asumirán el 14 de enero para el período 2012-2016.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *