Serpiente

Mundo.- En un sorprendente caso, una serpiente que había sido comida por otra consigue atravesar el cuerpo de su captora para salvarse, aunque muere en el intento.

Uno de los motivos por el que muchos nos enamoramos de la naturaleza y de la Biología es por las imágenes que nos ofrece. Algunas son cautivadoras, como un bonito paisaje. Otras pueden ser perturbadoras, por ejemplo un león comiéndose una cría de cebra. Y otras, directamente, son sorprendentes y llamativas, como la fotografía que encabeza el post.

Porque se trata de una serpiente que se come a otra serpiente. Hasta aquí nada raro, ese tipo de situaciones se dan a menudo. También se observa cómo la serpiente comida se defiende y trata de escapar. Tampoco es raro. Lo que sí llama la atención es que lo haya conseguido, que haya llegado a atravesar el cuerpo de su captora y escapar.

anigif vocero

Aunque, si se mira la foto con detalle, tampoco es así. En realidad, las dos serpientes están muertas. Una por tener perforado su estómago y su cuerpo, y la otra por no haber huido a tiempo. Lo que habría que preguntarse, entonces, es si esta situación es habitual.

La imagen fue tomada en la provincia de Nueva Gales del Sur, en Australia. Y el autor de la foto, al darse cuenta de lo que había conseguido captar, se puso en contacto con el zoológico más cercano precisamente para tratar de contestar dicha pregunta.
Obtuvo una respuesta rápida, pero seguramente no era la que él esperaba. Lo que le explicaron es que no, que no era nada habitual. Pero que tampoco era exactamente lo que él creía. Porque en esta historia aún falta un protagonista.

Viendo la imagen, y sabiendo cómo es el comportamiento de ambas especies de reptiles, los expertos del zoo dudan mucho que la serpiente comida haya podido salir por sí misma. Por las marcas que aparecen en la serpiente depredadora, parece que algún tipo de ave ayudó en la huida.

Lo más probable es que algún halcón atacase a la serpiente depredadora mientras luchaba con su presa. Al dar un picotazo para tratar de matarla, le dejó vía libre a la que estaba en el interior para que saliese. Y el halcón, al ver que su presa le iba a dar más trabajo del que esperaba, decidió levantar el vuelo y buscar una comida más fácil, que le diese menos trabajo.

Sea como sea la historia, lo que está claro es que la foto de “serpiente come serpiente, y la de dentro lucha por su vida” resulta muy llamativa e interesante.

anigif casa raul

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *