Guatemala.- El presidente Juan Orlando Hernández destacó hoy que “los Estados Unidos siguen con el mismo compromiso de apoyo al Plan de la Alianza para la Prosperidad” del Triángulo Norte de Centroamérica, cuyos gobernantes se reunieron en Guatemala con el vicepresidente de ese país, Joseph Biden.

Hernández también informó que en la reunión, que se realizó en un hotel de la capital guatemalteca, planteó “que necesitamos un trato justo, digno para nuestra gente en Estados Unidos”.

Los presidentes Hernández, de Honduras; Jimmy Morales, de Guatemala, y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, analizaron con Biden los avances del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, así como el problema de la inmigración hacia Estados Unidos, entre otros temas.

“Por parte nuestra, de Honduras, les hemos dicho que estructuramos un Plan y que esperamos que ese Plan se siga y que Honduras ha presupuestado 965 millones de dólares sólo en base a los lineamientos del Plan de la Alianza para la Prosperidad, porque ese era el Plan nuestro con la que iniciamos la gestión de Gobierno”, dijo el mandatario hondureño después de la reunión.

Subrayó que “entonces es importante que los recursos que vengan de la Alianza para la Prosperidad vayan a atender los once temas prioritarios para llegar a la raíz del problema de la migración y que logremos que en nuestros países la gente pueda tener oportunidad de empleo, de ingreso”.

Hernández agregó que el Plan también contribuirá a bajar, “como lo hemos estado haciendo, los índices de inseguridad, y también eso lo que significa es parar la migración, al haber oportunidades”.

“También dijimos que necesitamos un trato justo, digno para nuestra gente en Estados Unidos, y también pudimos ver el compromiso en el sentido de seguir trabajando” sobre este problema, acotó.

El presidente Hernández anunció que “vamos a tener una reunión dentro de 15 días nuevamente a nivel de los gabinetes del Plan de la Alianza para la Prosperidad con el vicepresidente (Biden), probablemente en menos de un mes estaremos dándole seguimiento a la implementación del Plan este año y a la gestión de recursos para el año 2017”.

“Le hablamos al vicepresidente que necesitamos iniciar cuanto antes, y en el caso de Honduras nosotros ya empezamos, que es nuestro Plan de trabajo original”, recalcó Hernández.

Indicó que “por  eso lo compartimos con la región, para que pudiéramos tener unos lineamientos que le sirvan a toda la región y que el esfuerzo de Estados Unidos no vaya a otras cosas que no sean lo que hemos pactado, que son las raíces del problema”.

Hernández sentenció que, “si atacamos las raíces del problema, todos vamos a lograr menos migración”.

Dijo que, si disminuye este problema, “ellos (los estadounidenses) allá quedan bien con sus ciudadanos a los que les molesta el tema de la migración, y a nosotros nos alegra también porque tenemos oportunidades para nuestra gente, que tenga empleo e ingreso”.

El aporte de Estados Unidos

El Plan es una iniciativa trinacional que actualmente cuenta con un financiamiento de 750 millones de dólares aprobado por el Congreso estadounidense.

El Plan de la Alianza para la Prosperidad  tiene como objetivo estimular inversiones económicas que generen empleo en los países del Triángulo Norte: Honduras, El Salvador y Guatemala.

También fortalecer planes sociales y de seguridad en estas tres naciones centroamericanas para contener la inmigración de niños, jóvenes y adultos hacia los Estados Unidos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *