A principios de esta semana el científico informático alemán David Kriesel se dio cuenta de que dos modelos de fotocopiadoras Xerox estaban alterando al azar los números presentes en las páginas que estaba escaneando.

En una ocasión el número 65 se cambió a 85, mientras que en otra el 21 terminó siendo un 14.

Kriesel lo reportó en su blog y el descubrimiento se volvió viral, hasta el punto de que Xerox respondió a las quejas, admitió el problema y anunció el lanzamiento de un software para hacer frente a él.

Según Kriesel, este incidente podría poner en peligro la vida de muchos: una receta médica alterada o el plan de construcción de un puente defectuoso, por ejemplo, podrían afectar a mucha gente.

Xerox, sin embargo, negó tal peligro. Pero eso no hizo que cesaran las quejas de sus clientes.

Qué es lo que pasa

El problema es el siguiente: si uno escanea un documento en una fotocopiadora Xerox modelo Workcentre, los números y letras pueden aparecer modificados.

Según la compañía, esto ocurre cuando la gente cambia las preferencias de la calidad de la imagen que vienen por defecto en los ajustes de la máquina.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *