Un informe presentado por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), revela una serie de irregularidades en la ejecución del convenio de construcción del mercado y terminal de buses “Perisur” de Tegucigalpa, donde el Gobierno de Taiwán destinó 8 millones de dólares a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Aquí se detalla que la fecha límite para desembolsar la totalidad de los fondos del préstamo era el 12 de diciembre de 2008, pero que se continuó solicitando desembolsos aun cuando esta fecha ya había pasado, ocasionando un prejuicio económico al Estado de Honduras, por un monto de más de 4 millones de lempiras en concepto de Comisión de Compromisos durante 6 años.

Por su parte el entonces alcalde de la capital, aseguró no haber recibido dicho dinero y que este solo era un proyecto en estudio.

“No se hizo la construcción, ni se recibió el préstamo al menos en mi gestión no recuerdo haber recibido dinero para la construcción del mercado o terminal, era una posibilidad, un estudio que se estaba realizando al respecto”, dijo Álvarez.

Mientras que la ex regidora municipal, Doris Gutiérrez, cuestionó el lento accionar del Tribunal Superior de Cuentas en este y otros casos donde hubo no una, sino varias auditorias.

“Porque no se hicieron las observaciones en el momento, nosotros sabemos que allí se hicieron varias auditorias de parte del Tribunal Superior de Cuentas y nunca se dieron a conocer los resultados”, señaló Gutiérrez.

Según expertos, el débil seguimiento a estos casos impide una respuesta rápida por parte de las autoridades, siendo los más afectados los vendedores y usurarios del mercado Perisur.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *