“Sin duda cuando uno observa el problema o la situación que se encuentra la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, puede llegar a una conclusión importante, es la improvisación que se tiene para el cálculo tanto de las pérdidas técnicas como no técnicas, de igual manera cuanto es el monto de endeudamiento que tiene la empresa de energía de honduras”, indicó Ismael Zepeda, Economista Investigador del Foro Social de la Deuda Externa.

“Cuanto realmente representa la masa laboral, cuanto representa la transmisión de energía, cuanto representan los proyectos de infraestructura en la ENEE y existe esta nebulosa para poder contabilizar”, añadió el especialista.

Zepeda considera que es osado la manera que alguien diga que se reduce el déficit cuando se incrementan las deudas técnicas en dos puntos porcentuales, es entonces donde existe una manipulación de datos, donde se dice virtualmente se reduce un déficit cuando las perdidas técnicas se incrementan.

“Entonces no existe realmente una contabilidad que demuestre que sí se reduce ese déficit, aquí el problema es que al final quien va a pagar los platos rotos va ser el consumidor final, no va a haber ninguna otra medida que será de incrementar el valor al precio de la factura, por lo que el consumidor final es el que pagará toda esta improvisación todo este mal manejo que ha tenido tanto como la administración central, como la empresa concesionaria como lo es también la empresa estatal”, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *