El Coordinador de la Asociación para la defensa de la canasta básica de Honduras Adalid Irías, consideró la política de Estados Unidos de grabar con un 2% la salida de remesas como un duro golpe, porque significaría menos ingresos para el país, “se estiman que serian más de 64 millones menos de dólares anuales¨.

Añadió que sumado a lo anterior, la disminución de los flujos migratorios debido a las políticas anti migrantes de Donald Trump, el panorama se presenta con menor poder adquisitivo para los consumidores hondureños.

Irías destacó que las remesas son la principal fuente de ingresos, “lamentablemente para los hondureños que no encontraron oportunidad en el país, son los que están salvando la economía, como exiliados económicos¨.

Ante esta problemática el dirigente de los consumidores adelantó que van a pedir que el gobierno a través del Banco Central, abra una ventanilla para tener un alivio, “que nos cobren por envío, pero que sea menor a como lo hacen algunas instituciones bancarias, que realmente se les pasa la mano en el cobro sin importar la cantidad¨.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *