“Urge a las autoridades de la secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG), agilizar la entrega del informe sobre el último brote de tuberculosis bovina diagnosticado en el departamento de Olancho en julio del presente año”, expresó el presidente del Colegio Médicos Veterinarios de Honduras, Gustavo Guifarro.

Señaló que, “ante la complejidad del caso, el Colegio espera que las autoridades sanitarias den respuesta, considerando que solo han obtenido información por otros medios, donde se indica que dichos procedimientos sobre este caso de tuberculosis bovina, no se realizó de la forma correcta, como ser la cuarentena inmediata de las fincas implicadas, un control de la movilización del ganado, un plan de seguimiento en cada finca”.

Según Guifarro hay antecedentes de que la tuberculosis bovina por muchos años se ha detectado en los hatos ganaderos del país y que falta mucho por hacer para lograr un mejor control.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *