Fabio Lobo, hijo de un expresidente de Honduras, fue sentenciado este martes en Nueva York a 24 años de cárcel más seis en libertad condicional, en una dura sentencia que la jueza Lorna Schofield presentó como una advertencia a la élite política latinoamericana.

Durante la audiencia, Fabio Lobo tomó la palabra y pidió perdón al gobierno de Estados Unidos y al pueblo de Honduras.

“Usted usó sus conexiones (…) abusó de quien usted era”, dijo la magistrada al hijo del exmandatario Porfirio Lobo (2010-2014), capturado en Haití en 2015 y acusado de conspiración para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos.

La defensa de Fabio Lobo solicitó que la pena su cliente la cumpliera en el estado de La Florida, pero la jueza respondió que ella no estaba autorizada a dar esa respuesta; pero que podía interceder a su petición para que la cumpla en Orlando, Florida.

Un testigo que presenció el momento de la sentencia, confirmó que Fabio Lobo rompió en llanto cuando escuchó el veredicto, al que únicamente le acompañó su esposa y su apoderado legal.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *