“No sigamos destruyendo; la calle debe ser usada para la protesta pacifica, no para destruir”, dice Santiago Ruíz, expresidente del Cohep.

Tegucigalpa, 4 de diciembre. El escrutinio especial de más de mil actas con inconsistencias de las elecciones del pasado 26 de noviembre, finalizado hoy en horas de la mañana, fue calificado como transparente por representantes de la empresa privada, que participaron junto a otros de la sociedad civil como observadores del proceso.

“Lo que vimos allí fue bastante ordenado con el acompañamiento de la Unión Europea (UE), de la Organización de los Estados Americanos (OEA), lo cual debe llamarnos a tranquilizar”, dijo el expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Santiago Ruiz, durante su participación en el foro matutino de Televicentro, Frente a Frente.

Agregó que “si el proceso hubiese sido totalmente viciado, como se quiere hacer ver por algunos sectores, esa gente se hubiera ido”.

El director ejecutivo de la Asociación Hondureña de Procesadores de Leche (Aproleche), Edgardo Leiva, destacó por su parte que varios empresarios fueron al centro logístico del Tribunal Supremo Electoral (TSE) como veedores y que les alegró mucho la decisión de los partidos de retirarse para que fueran los veedores los que miraran, que los sectores se empoderaran del proceso.

Lo que falta ahora, afirmó, es “que los políticos se ajusten al debido proceso; la impugnación, si tienen las actas, esa es la manera responsable de un proceso electoral y es lo que empresa privada está pidiendo”.

Los empresarios señalaron durante su participación en el foro que vieron con mucha preocupación que durante este periodo post electoral no se han ejercido liderazgos responsables para evitar que los ánimos se desborden.

“Si los políticos aceptaron jugar con estas reglas del juego, que las respeten”, afirmó Leiva tras pedir que se respete el debido proceso.

Además, refirieron, es necesaria la implementación de reformas a la Ley Electoral.

Retroceso

En palabras del director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, el 26 de oviembre los hondureños “vivimos una fiesta electoral, pero entre jueves y viernes pasado caímos en un caos, superior a lo que vivimos en 2009”.

“En esos dos días, si la economía se paralizó en un 100 por ciento, se perdió el Producto Interno Bruto (PIB) diario del país, de 1,400 a 1,500 millones de lempiras. Pero, más allá de las pérdidas económicas, está la división del pueblo hondureño”, enfatizó.

Este es un tema que está pasando de lo político a lo económico. Hasta antes del 26 de noviembre Honduras tenía una buena imagen a nivel internacional, señalaron los empresarios.

“Éramos el único país de Centroamérica que estaba creciendo; en exportaciones, después de Uruguay éramos los que más crecíamos, la iniciativa privada estaba muy contenta, y la gente también, y lo que estamos queriendo hacer es atraer inversiones y lo único que tenemos que hacer es mandar los mensajes adecuados”, dijo Leiva.

El presidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Sula (Agas), Héctor Ferreira, lamentó el mensaje enviado a nivel internacional con los hechos ocurridos entre jueves y viernes, que dejaron caos, saqueos y quemas de bienes públicosy privados.

“Fuimos los que más crecimos, pero ahorita nuestros productores no pueden sacar sus productos”, dijo.

Hizo también un llamado a la clase política del país “a que ya deje de usarnos como piezas de ajedrez para cumplir todos sus caprichos; es inconcebible un retroceso como el 2009 o peor”.

En Choloma (Cortés), uno de los lugares más afectados, donde el caos llegó al único centro comercial del lugar, Ferreira indicó que son más de 200 tiendas destruidas, algunas incendiadas, y cuestionó ¿de qué van a vivir las personas que trabajaban allí, quién les va pagar el salario?

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Choloma, Armando Rivera Leclerc, se unió a la solicitud de los demás panelistas de otorgar un apoyo financiero con condiciones blandas a los comerciantes que perdieron sus negocios a causa de los saqueos, pues muchos ya habían suplido sus tiendas, endeudándose, para este periodo de Navidad.

“Los políticos que los están agitando van a comer bien, mientras los hondureños que perdieron su trabajo no tendrán qué comer en Navidad”, dijo.

Los empresarios reiteraron el llamado a la calma a la población, a que todos continúen trabajando y no seguir el juego de paralizar la economía.

“No sigamos destruyendo, la calle debe ser usada para la protestas pacifica no para destruir”, dijo Ruiz.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *