WASHINGTON.– Científicos han descubierto que los alimentos con mucha grasa son capaces de estimular el desarrollo de enfermedades cardiovasculares incluso cuando se consumen en pequeñas cantidades.

Ese trabajo indica que apenas cuatro horas después de comer un plato que contiene 1.000 calorías y 80 gramos de grasa y está hecho con leche entera, crema batida y helado, los vasos sanguíneos de los participantes perdieron su elasticidad y capacidad para relajarse.

Por su parte, los vasos rígidos aumentan el riesgo de tener una presión arterial alta, una circunstancia que provoca que las personas sean más propensas a sufrir ataques al corazón.

La investigación también señala que las comidas altas en grasa y con leche entera también aumentan los niveles de colesterol y cambian la estructura de las células que están relacionadas con ciertas enfermedades cardiacas.

Estos investigadores estiman que eso puede explicar por qué algunas personas mueren de manera repentina pocas horas después de ingerir una comida rica en grasas.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *