El paquete de medidas económicas enviado por el poder ejecutivo al Congreso Nacional denominado Ley de Ordenamiento de las finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión, fue aprobado anoche con la participación mayoritaria de la maquinaria nacionalista.

A pesar de los fuertes cuestionamientos de diputados de los partidos de oposición, la bancada nacionalista se impuso para decidir a favor imponer nuevas cargas tributarias a la población, lo que representa según la bancada liberal que más reclamó, un duro golpe a la economía de los hondureños.

La discusión que finalizó hasta la media noche, contó con la participación del ministro de finanzas Wilfredo Cerrato, quien fue el encargado de dar a conocer los alcances de la nueva ley y despejar las dudas de los congresistas.

Según el funcionario, con el nuevo paquete tributario se espera reducir el déficit fiscal que tiene en la actualidad el gobierno de la república y que está por los 24 mil millones de lempiras aproximadamente.

Al iniciar la sesión, el diputado nacionalista Antonio Rivera Callejas solicitó dispensar los primeros debates por la importancia del tema y señaló la necesidad de tomar acciones,para poner un alto a la crisis económica que según el, se heredó desde el gobierno de Manuel Zelaya Rosales.

Los reclamos que en algún momento se subieron de tono, tuvieron su punto más fuerte cuando el diputado por la Unificación Democrática Segio Castellanos, se quitó el saco y la camisa y comenzó a gritar “así están dejando al pueblo”.

La Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión fue discutida pasó a paso en sus 51 artículos, los que fueron aprobados en su totalidad al inicio de la madrugada del sábado.

El precio de los combustible sufre también un fuerte impacto a través de la reforma del impuesto a la importación del petróleo y sus derivados lo que representa un fuerte golpe a los consumidores que tratara una serie de demandas según las protestas de diputados opositores.

Entre otros aspectos la ley grava el consumo de todos los bienes y servicios a excepción de la canasta básica (35 productos) y a partir de la publicación de en el diario oficial La Gaceta, deberán pagar el 15 por ciento del Impuesto Sobre Ventas (ISV) además se contempló la revisión de los subsidios que se otorgan por el consumo de la energía eléctrica.

Además fueron derogadas la mayor parte de las e observaciones que concedía el Estado, excepción de las otorgadas por la Constitución de la República, por Tratados y Convenios Internacionales entre otras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *