La Finca Santa Marta, en la aldea Pozo Redondo, de Talanga, no tiene problemas con el cambio climático ni con la falta de agua porque sus cosechas apuntan a abastecer el mercado nacional e internacional gracias su novedoso plan de riego y manejo de 100 manzanas de tierra, que es ejemplo para todo el país.

Dicho ejemplo lo pudo comprobar hoy el presidente Juan Orlando Hernández al visitar por segunda vez la cooperativa (la primera fue en junio) para conocer los resultados del novedoso esquema de riego de la organización y la forma puntual y disciplinada de los afiliados para obtener importantes cosechas.

La Finca Santa Marta, que recibió financiamiento de Crédito Solidario por 10 millones de lempiras, produce maíz y frijoles para el mercado nacional y camote de exportación.

Mientras en otros sectores claman por falta de agua y se pierden cosechas, 28 productores de Talanga trabajan a tiempo completo en sus cosechas, las que están a punto de salir al mercado, hacia el exterior en el caso del camote.

El presidente de la organización Santa Marta, Cristóbal Obdulio Cerrato dijo: “Estamos agradecidos por el apoyo recibido y estamos contentos de trabajar en este momento de falta de agua, y se puede notar el resultado”.

Al mostrar varias manzanas de maíz que lucen verdes y a punto de dar su cosecha, Cerrato dijo que “el trabajo ha valido la pena y nos sentimos felices por los resultados, pero queremos seguir creciendo, ese es el compromiso”.

Un salto en agricultura

El presidente Hernández remarcó que “este es un salto el que estamos dando en agricultura, primero porque falta agua; se debe trabajar en sistemas de riego y este proyecto no enseña que todo se puede hacer bien y solo le falta una represa para no desviar toda el agua, y así sacar mayor provecho a ese vital líquido”.

En algunos lugares se requiere riego por goteo, en otros, sistemas más grandes, represas y más, “pero lo cierto es que ya no llueve como antes y entonces se debe aprovechar el agua que nos llega y no dejarla ir”, expuso.

Explicó que el Gobierno puede crear garantía, generar facilidades y financiar algunos sectores, “pero sabiendo que los productores obtendrán mejores cosechas y eso implica mejores precios, seguridad alimentaria y más”, dijo.

En todo el país, comentó el mandatario, “muchos se quejan por la falta del agua, ha bajado la producción, y entonces se hace necesario volver a las buenas prácticas de las cosechadoras de agua, para que la gente pueda producir de manera permanente”.

Hernández señaló que “ahora no se necesitan las grandes cantidades de tierra como en antaño, y entonces debemos dar el salto a los invernaderos, casas maya, donde no se ocupan grandes cantidades de tierra para producir y hacia allí debemos ir”.

Centro de Innovación Agrícola

El gobernante expresó que es necesario contar con un Centro de Innovación Agrícola, el que se abierto en el Centro de Desarrollo Agrícola de Comayagua, “y al contar ya con los recursos y trabajar en las instalaciones, se debe contar igual con los expertos”.

“Si los israelitas hicieron producir el desierto, nosotros en Honduras, que tenemos más tierras productivas, podemos sacar mejor provecho”; empero, “se necesita voluntad política” para hacerlo, agregó.

Destacó Hernández que se ha hecho “una alianza con las Fuerzas Armadas, dirigentes obreros y sectores productivos, para llevar a cabo el Plan de Desarrollo Agrícola de Honduras; ya se cuenta con los fondos y se busca aprovechar la capacidad instalada que tiene Fuerzas Armadas para que esta entidad colabore en el desarrollo del país”.

Recursos para viveros

Hernández recalcó que hay una gran cantidad de recursos que llegarán al país en los próximos meses para viveros, que “deberán ser aprovechados para reforestar áreas, para tierras afectadas por el gorgojo, café, plátano, y para árboles frutales que se pueden tener en el huerto de la casa”.

Refirió que luego se buscará por medio de las alcaldías dar seguimiento a los árboles una vez que sean trasplantados, generando empleo y reforestando el país.

Explicó que también será necesario trabajar de lleno con las Fuerzas Armadas para hacer campamentos en las áreas más lejanas posibles para trasplantar cerca y así obtener mejores resultados.

El mandatario invitó a los productores de todo el país a organizarse y aprovechar los mecanismos de financiamiento que se han creado por medio del programa Crédito Solidario.

Recordó que el programa otorgó un financiamiento de 10 millones de lempiras a Santa Marta para riego, preparación y producción de las 100 manzanas de tierra y por eso hoy en día la cooperativa apunta a seguir creciendo en el área de las exportaciones.

Compromiso de producir

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general René Orlando Ponce Fonseca, dijo que “se reafirma el compromiso de hacer producir la tierra; es una realidad y lo vamos a hacer con mucha transparencia, empeño y trabajo arduo”.

El director del Programa de Desarrollo Agrícola de Honduras, Miguel García Padgett, dijo que uno de los grandes objetivos es “convertir al campesino invasor de tierras en un campesino emprendedor, con visión, y eso implica ayudar al campesino que no ha tenido asistencia ni capacitación técnica”.

Logros de la cooperativa

La Finca Santa Marta logró en los últimos meses mejorar la producción de cada uno de los afiliados en base a un esquema de riego, planificación y disciplina de los agremiados, y el asesoramiento de las Fuerzas Armadas como parte del esquema que maneja el desarrollo de la producción agrícola.

El proyecto que se busca replicar por otras regiones del país consta de tres estaciones: bombeo, estación de filtrado de agua y área de riego, para un predio de 100 manzanas que son trabajadas por 28 productores.

El grupo genera 1.500 empleos y entre los productos que cosecha en el año están el maíz, frijoles y camote de exportación, con cosechas consecutivas sin afrontar problemas por sequía o los embates del cambio climático.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *