Tegucigalpa.- La coordinadora de la junta directiva del Hospital Escuela, Elsa Palou informó que los dos siamesas ya han sido separados por los cirujanos.

Palou explicó que los bebés que nacieron unidos por el abdomen compartían el mismo hígado y los intestinos, y que “la condición de los niños es delicada, más del que tiene el problemas cardíacos”.

Los bebés son hijos de una pareja de jóvenes campesinos conformada por Ángel Noel Godínez, de 23 años y su compañera de hogar, Iris Corina Hernández, de 20, oriundos de la aldea Concepción de María, municipio de Langue, departamento de Valle al sur de Honduras.

Ambos niños, quienes fueron bautizados por sus padres como José Jacob y José Esaú, al terminar la cirugía serán trasladados a Cuidados Intensivos Pediátricos.

Aunque siguen en quirófanos, el papá de los menores, Ángel Godínes, dice “que Dios haga su voluntad, sabemos que sólo tienen el 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir”.

En horas de la mañana un equipo multidisciplinario de especialistas médicos del Hospital Escuela Universitario comenzó la separación quirúrgica de los siameses, quienes nacieron en la madrugada del pasado domingo en este centro asistencial y cuyo estado es delicado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *