El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$30 millones para ayudar a mejorar el acceso y la calidad de los servicios de agua y saneamiento, beneficiando a los 1,2 millones de habitantes del Distrito Central de Honduras.

Actualmente, sólo el 72% de los residentes del Distrito Central cuentan con conexión al sistema de agua potable. El resto depende de alternativas costosas y de baja calidad, como camiones cisterna cuyo servicio cuesta hasta 50 veces más que el de la conexión municipal. Adicionalmente, sólo el 47% de la población del Distrito tiene acceso al sistema de alcantarillado y únicamente el 17% de las aguas residuales son tratadas.

Esta es la primera en una serie de dos operaciones consecutivas de un solo desembolso cada una, independientes pero vinculadas técnicamente bajo la modalidad de préstamo Programático Basado en Política (PBP) del BID.

“El objetivo de la serie programática es mejorar el acceso y la calidad del recurso hídrico en el Distrito Central de Honduras mediante el apoyo a reformas que permitan consolidar la municipalización de los servicios”, dijo Omar Garzonio, jefe de equipo del BID. “Para eso, es fundamental optimizar la gobernanza y gestión en el sector e impulsar la seguridad hídrica en un contexto de cambio climático”, añadió.

Con ese fin, esta primera operación buscará también contribuir con el diseño y promulgación de instrumentos legales y sectoriales. Específicamente, se propone promover el desarrollo operativo y de gestión para aumentar la eficiencia, sostenibilidad financera y planificación del ente autónomo Unidad Municipal de Agua Potable y Saneamiento (UMAPS). Asimismo, buscará fortalecer el marco sectorial a través de un mejor manejo, regulación y gestión del recurso.

Se espera que dichas medidas contribuyan a aumentar el número de hogares con acceso a agua potable y saneamiento, y a incrementar la continuidad de la prestación del servicio de agua. Asimismo, ayudarán a mejorar la calidad y eficiencia en la prestación de los servicios del Distrito Central, en particular con la consolidación de la UMAPS, incrementando la eficiencia operativa y dotándola de herramientas para lograr una planificación adecuada.

La operación contará con el aporte de otros US$30 millones de la Facilidad de Corea de Cofinanciamiento para el Desarrollo de Infraestructura para América Latina y el Caribe (KIF).

El préstamo del BID tiene dos componentes: un tramo de US$10,5 millones del capital ordinario a 20 años de plazo, con 5,5 años de gracia y a una tasa basada en la Libor. Este tramo se encuadra en los términos de la Facilidad de Financiamiento Flexible, que permite modificaciones en los plazos de pago, tasas de interés y conversión de monedas.

El otro tramo, de US$19,5 millones, procede de los fondos concesionales del Banco y es a 40 años de plazo, con un período de gracia también de 40 años y un 0,25% de interés annual.

Los US$30 millones del KIF son a 30 años de plazo, con 10 de gracia y un 1,5% de interés annual.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *