Tegucigalpa.- Al menos 629 hondureñas perdieron la vida de forma violenta durante el 2013, según el Boletín Especial Sobre Muerte Violenta de Mujeres publicado por el Observatorio de la Violencia.

En comparación con el año anterior el documento muestra un incremento de un 3.8% en el número de homicidios, sobre todo en los meses de marzo, abril, octubre y diciembre.

El documento indica que 7.4 por ciento del total de las víctimas eran amas de casa, comerciantes o empresarias, un 3.6 por ciento se dedicaban a trabajar por cuenta propia, el 3.4 por ciento eran estudiantes y el 2.9 por ciento se dedicaba a actividades delictivas. Del restante 62.2 por ciento se desconoce la ocupación.

Las víctimas son encabezadas por mujeres con edades comprendidas de entre 15 y 34 años, sin embargo 20.2 por ciento de los femicidios ocurrieron en niñas y adolescentes.

El principal instrumento de las muertes violentas de mujeres es el arma de fuego con 334 casos (75.1%). En menor porcentaje se encuentra el arma blanca con el 9.2 por ciento (41 homicidios), seguida de la estrangulación con 7.4 por ciento (33 víctimas).

Según el lugar de ocurrencia, el análisis indica que 167 féminas perecieron en la vía pública y el resto en su casa de habitación, empresa o negocio, así como en hoteles, solares baldíos y en el transporte público. En algún río, laguna o en el mar falleció el 4.5 de las víctimas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *