El Gobierno de la República del Presidente Juan Orlando Hernández Alvarado, ha recibido de las autoridades de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Ministerio de Seguridad y la Unidad de Inteligencia, la confirmación que las compañías de telefonía (Tigo y Claro) han cumplido en un 100 por ciento con incomunicar a todos los centros penales del país.

El Mandatario hondureño ha sido informado que un porcentaje de la ciudadanía se ha visto afectada por la implementación de esta ley, que lo único que busca es evitar que desde las cárceles se sigan ordenando actos ilícitos.

“He instruido a Conatel, al Ministerio de Seguridad y a la Unidad de Inteligencia para que encuentren alternativas y podamos minimizar el impacto que ocasiona esta medida en los pobladores que residen o trabajan en los alrededores de los centros penales, pero manteniendo el cumplimiento de la ley”, dijo el Presidente Hernández.

Agregó el Mandatario: “Espero que Conatel, el Ministerio de Seguridad y la Unidad de Inteligencia me brinden un informe en las próximas 24 horas”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *