Tegucigalpa. El alcalde del municipio de Puerto Barrios, de Guatemala, Hugo Sarceño, se sumó a la solicitud de Honduras que pide al gobierno guatemalteco implementar soluciones inmediatas y definitivas para detener la contaminación por residuos sólidos en el río Motagua, que impacta a zonas de ambas naciones pero que dejan mayores daños al territorio hondureño.

Sarceño fue uno de los ediles que participó en la reunión de la Mesa Técnica Bilateral Interinstitucional Permanente que el viernes reunió a delegaciones de ambos países para abordar la problemática ambiental.
Explicó que Puerto Barrios es el municipio más afectado de Guatemala por la contaminación porque el último municipio que recibe la basura que arrastra el río.

“Como alcaldía tenemos la presión de nuestra gente por tener un municipio limpio, sabemos que es tarea de un alcalde urbanizar y de limpiar el municipio, eso está establecido en el Código Municipal y yo tengo que cumplir en eso; lo que no es justo es que yo tenga que sacar presupuesto local, de mi gobierno local, que no tiene mucho, para limpiar la basura que viene de otros municipios”, reclamó a su propio gobierno.

Agregó que es problema nacional que tiene que ser resuelto por las autoridades de su país.

“El gobierno nacional de Guatemala tiene que invertir dinero para resolver esa problemática que afecta nuestro gobierno local y, por ende, sabemos que está afectando municipios de Honduras con quien tenemos una relación de mancomunidad”, enfatizó.

El edil amplió que esa relación abarca las comunidades hondureñas de Guanaja, Roatán, Tela, La Ceiba, Cortés y Truijillo. “Nos reunimos una vez al mes y el tema del Río Motagua es un tema que siempre sale en la agenda”, precisó.

Bardas no son solución
Durante la reunión bilateral, el Gobierno de Honduras, a través de la delegación que le representó, solicitó al gobierno guatemalteco la implementación de soluciones inmediatas, más eficaces y definitivas a la crisis ambiental.

“Ya nos dimos cuenta que las bardas no funcionan, todavía seguimos recibiendo impactos”, reclamó en la reunión la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), Liliam Rivera Hipp, al advertir que aún la afectación no es grande porque el invierno fuerte no ha llegado.

En representación de la Cancillería de Honduras estuvo presente la vicecanciller Karen Najarro quien destacó las estrechas relaciones que tienen ambas naciones pero subrayó la necesidad de encontrar una solución integral a la problemática ambiental.

“Estamos usando el diálogo, el consenso y la vía diplomática para resolver, pero también tenemos las presiones de las alcaldías de nuestro país por todo el botadero”, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *