agosto 9, 2020

Tegucigalpa.– Tras efectuar un operativo en horas de la noche del recién pasado lunes, inspectores del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), decomisaron un total de 11 unidades de diferentes modalidades, todas ellas por cometer faltas muy graves.

Entre las unidades se encuentran cinco autobuses denominados “brujitos”, cuatro “rapiditos”, un autobús urbano y un taxi.

A la vez, se decomisó la documentación de un autobús “rapidito” por cometer una falta grave.

El plantel asignado por el IHTT para resguardar las unidades requisadas, ubicado en la colonia Godoy en Comayagüela, cerró ayer lunes con 18 unidades, de las cuales cinco pertenecen a la modalidad de autobuses “rapiditos”, cinco “brujitos”, seis taxis, un autobús urbano y una mototaxi.

Los automotores podrán ser retirados por sus propietarios una vez que hagan efectivo el pago de las respectivas multas conforme a lo establecido en la Ley del Transporte Terrestre.

De acuerdo al Artículo 80 de la Ley del Transporte, es considerada una falta muy grave “Ofrecer y Prestar el Servicio de Transporte terrestre sin haber obtenido la debida concesión por parte del Estado o la debida licencia para Operarios emitida por el Instituto”, entre otros.

Por otra parte, en el Litoral Atlántico el IHTT extendió dos permisos eventuales para salir del área autorizada a dos taxis.

A la vez, los inspectores regionales para la zona antes mencionada en conjunto con elementos de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT), instruyeron a transportistas de las modalidades de autobús urbano y de taxi, sobre el cuidado y trato especial que deben tener con los usuarios del servicio que prestan.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *